27 octubre, 2021

Primicias de la política, empresariales y de la farandula

Gustavo Bolívar, siempre en el ojo del huracán… ¿Un pescador en rio revuelto?

@GustavoBolivar @ColombiaHumana_ 

El senador Gustavo Bolívar siempre tiene entre manos una coyuntura para no dejar de flotar entre la opinión pública. 

El libretista de historias de narcos más exitoso del país, sabe cómo moverse para estar siempre en el ojo del huracán. Es un libreto que se sabe de memoria y que aprovecha en cada una de las circunstancias. 

Ahora sus banderas son los jóvenes a quienes mantiene en Primera Línea en el desarrollo de las protestas, las manifestaciones, los paros y bloqueos viales que han dejado decenas de muertos, heridos, billonarias pérdidas económicas, ciudades incendiadas y destruidas y vandalismo a granel. 

El senador de la Colombia Humana, tal vez el representante de la izquierda más rico de Colombia, como buen libretista, imaginativo y decidido, se las ingenia para estar siempre en titulares de actualidad. 

Su golpe de opinión lo dio el senador cuando hizo público su apoyo a una colecta organizada a través de la plataforma digital Vaki por la Fundación Manos Limpias para proveer, en sus palabras de “escudos, cascos y guantes” a jóvenes y madres víctimas, según Bolívar, de la “brutalidad policial”. 

El senador colombiano compartió una ‘vaca’ la cual busca otorgar elementos a los civiles durante las marchas.  

En el lapso de una semana, la campaña superó la meta de 200 millones de pesos, lo que motivó otro pronunciamiento de Bolívar haciendo claridad en que el dinero recolectado se destinó a los almacenes de cadena en donde se realizaron las compras de la dotación. 

“La empresa Vaki ya va a girar directamente al almacén, no queremos manejar plata en efectivo, le pedimos a Vaki que cuando hiciéramos la compra giraran directamente el cheque al almacén”, indicó el senador en un emotivo mensaje divulgado a través de sus redes sociales. 

Esta campaña de Gustavo Bolívar generó las reacciones que él buscaba. La exdiputada Juanita Cataño solicitó que se investigue en la Procuraduría al senador para que entregue su versión por ese caso. Cataño emitió un comunicado a través de Twitter en el que hizo expresas sus intenciones al proceder contra Bolívar: 

… Por la presunta falta disciplinaria al convocar a través de sus redes sociales al financiamiento y apoyo económico para el grupo denominado “PRIMERA LÍNEA” el cual es el responsable de generar los bloqueos ilegales que se presentan en las diferentes ciudades de nuestro país. 

Para ello, Cataño invocó el numeral 3 del artículo 62 del Código Disciplinario para argumentar que Bolívar habría incurrido en presuntas faltas disciplinarias al “fomentar o ejecutar actos tendientes a la formación o subsistencia de grupos armados al margen de la ley; o promoverlos, financiarlos, organizarlos, instruirlos dirigirlos o colaborar con ellos”. 

Cataño utilizó otro artículo del mismo Código para señalar que el apoyo de Bolívar a dicho movimiento se encontraría prohibido por la ley: “se prohíbe la creación, promoción, instigación, organización, instrucción, apoyo, tolerancia, encubrimiento o favorecimiento, financiación o empleo oficial de grupos civiles armados organizados con fines ilegales”. 

Previo a la denuncia de Cataño, la firma de abogados Víctor Mosquera anunció la denuncia penal por pretender armar a la población para atacar a la fuerza pública. 

“Bolívar se está apartando de sus funciones como congresista y está auspiciando grupos delincuenciales de choque contra las FFMM”, aseveró Víctor Mosquera, cabeza de dicha firma además representante internacional del expresidente Álvaro Uribe Vélez. 

Pero como los paros han descendido en intensidad, Bolívar busca la forma de no salirse del ojo del huracán y qué mejor que aprovechar la coyuntura del atentado al presidente Duque para nuevamente figurar, esta vez poniéndolo en duda, en contravía incluso de sus colegas opositores: “Si no fue un #autoatentado, condenamos enérgicamente cualquier intento de acabar con la vida del Presidente Duque. Del uribismo nos encargaremos democráticamente en las urnas el 29 de mayo”.  

Y le luce en coherencia con su animadversión en contra del uribismo y de todo lo que le huela a Uribe, otra de las banderas de su vida política.  

La estrategia de Bolívar es sonar a cualquier precio, aunque en Primera Línea caigan muchos jóvenes a quienes utiliza con sus fines politiqueros. Y en eso de sonar mucho, utiliza el lenguaje del odio y de la muerte. Es su forma de hacer política.