14 abril, 2021

Primicias de la política, empresariales y de la farandula

Férrea y justa defensa de Lina M. Bustamante, hace el gobernador Luis Fernando Suárez

@GobAntioquia @anibalgaviria @LuisFSuarezV 

El gobernador (e) de Antioquia, Luis Fernando Suárez Vélez, salió en defensa de su secretaria de Salud, Lina María Bustamante , cuestionada por haber tomado unos días de descanso en compañía de su esposo, el presidente de la Cámara de Representantes, Germán Blanco. 

El gobernador Suárez salió a defender a su funcionaria, y aseguró que ella viene trabajando sin descanso durante la pandemia, y por eso tiene más que merecido el descanso. 

“Lo diré claramente: la secretaria Lina Bustamante lleva un año trabajando 24/7, sin descanso. Recibió de parte mía autorización para tomar una semana con su familia, Más que justo. Aquí estoy YO al frente, con el equipo COVID. Más que un asunto de personas, esto es INSTITUCIONAL”. 

El gobernador inclusive reconoció que la doctora Lina sufrió quebrantes de salud por exceso de trabajo. 

Ahora, pese a todas las circunstancias, no cabe duda que Antioquia le ha dado un buen manejo a la crisis del coronavirus. No obstante, la indisciplina de gran parte de la ciudadanía, que sale de paseo a sus fincas y a los pueblos, como en esta Semana Santa.  

La tarea de la Secretaría de Salud de Antioquia sigue con todos los casos que persisten debidamente identificados, aislados y con cercos epidemiológicos delimitados. 

Una labor detrás de la cual hay una mujer quien, según dicen de puertas para adentro en la Gobernación de Antioquia, no ha recibido todo el crédito que merece. Miren las críticas. 

Se trata de Lina Bustamante (foto), la secretaria seccional de Salud. Ella llegó al gabinete sin ser muy conocida del grupo de trabajo que Aníbal Gaviria llevó desde la alcaldía de Medellín. 

Ahora con casi año y medio de trabajo todos en el gabinete la quieren y le reconocen su entrega, su compromiso y sus resultados. 

¿Y cuál es el secreto de Lina? El Reverbero de Juan Paz lo contó hace algunos meses. Además de ser una mujer formada en ciencias de la salud, ha trabajado muchos años en el sector privado. 

Conoce el sistema de salud a la perfección, les habla de tú a tú a las EPS, es respetada y acatada por las universidades y no les teme a los políticos, pues los conoce bien, como quiera que su esposo es el representante a la Cámara de Representantes, Germán Blanco. 

Esto en cuanto a su formación. Porque como persona ha sido una líder que ha sorprendido por su carisma. 

Cuando ha visto a su equipo desfallecer por las extensas jornadas de trabajo, siempre ha tenido una idea, un detalle o un gesto para subirle el ánimo. 

Así pues, si alguien quisiera sacar una figura, una revelación del actual gabinete de Aníbal Gaviria, esa sería Lina Bustamante.