20 octubre, 2020

Primicias de la política, empresariales y de la farándula

En el primer semestre de 2020, EPM transfirió cerca de $44.500 millones a municipios antioqueños y Corporaciones Autónomas Regionales (CAR)

@EPMEstamosahi

  • Estos pagos hacen parte de las transferencias del sector eléctrico y son destinados al cuidado ambiental en las subregiones de Antioquia

  • Para las corporaciones autónomas regionales Cornare, Corantioquia y Corpourabá los recursos ascendieron a más de $22 mil millones

  • La comunidad participa en la selección de la destinación de los dineros, dentro de los Planes de Desarrollo Municipal Medellín, 2 de septiembre de 2020.

En el primer semestre de 2020, EPM transfirió $44.500 millones a 51 municipios de Antioquia y las corporaciones autónomas regionales Corantioquia, Corpourabá y Cornare por concepto de transferencias del sector eléctrico, un aporte que la Empresa realiza desde hace aproximadamente tres décadas y que busca la protección del ambiente en las áreas de influencia de las centrales de generación de energía. Este compromiso derivado del artículo 45 de la ley 99 de 1993, establece que las empresas generadoras transfieran el 6% de las ventas brutas de energía de la siguiente manera:

3% para las Corporaciones Autónomas Regionales (CAR) y 3% para los municipios del área de influencia de la central hidroeléctrica.

Este 3% de las localidades se distribuye el 1,3% para los municipios del embalse, 0,2% para los municipios donde están las salas de máquinas y 1,5% para los municipios de la cuenca hidrográfica que surte la central.

En el caso de las centrales térmicas, las transferencias son del 4%. De estas el 2,5% se destina a la corporación autónoma regional para la protección del ambiente del área donde está ubicada la planta, y el 1,5 % va para el municipio donde está situada la planta generadora.

Recursos para el desarrollo y cuidado ambiental Es así que 51 municipios antioqueños localizados en jurisdicción de los embalses de generación de energía de EPM, las cuencas de los ríos que los abastecen o donde se encuentran instaladas las casas de máquinas, tanto hidráulicas como térmicas, recibieron en el primer semestre de 2020 cerca de $22.000 millones para invertir en proyectos de saneamiento básico y de mejoramiento ambiental contemplados en el plan de desarrollo local, para la construcción de acueductos urbanos y rurales, alcantarillados, tratamientos de aguas y manejo y disposición de desechos líquidos y sólidos.

En el caso de las Corporaciones Ambientales Regionales que están ubicadas en la cuenca hidrográfica y el embalse, en este primer semestre del año Cornare, Corantioquia y Corpourabá recibieron cerca de $22.500 millones para la protección y defensa de la cuenca que surte el embalse para la generación de energía y en el área de influencia del proyecto, es decir los municipios ubicados aguas arriba.

Las localidades que recibieron transferencias del sector eléctrico están ubicadas en siete subregiones antioqueñas, así:

▪ Magdalena Medio: Caracolí, Maceo y Puerto Nare.

▪ Nordeste: Amalfi, Anorí, Cisneros, San Roque, Santo Domingo y Yolombó.

▪ Norte: Angostura, Belmira, Carolina del Príncipe, Donmatías, Entrerríos, Gómez Plata, Guadalupe, San Pedro de los Milagros, Santa Rosa de Osos y Yarumal.

▪ Occidente: Abriaquí, Cañasgordas y Frontino.

▪ Oriente: Abejorral, Alejandría, Concepción, El Carmen de Viboral, El Peñol, El Retiro, El Santuario, Granada, Guarne, Guatapé, La Ceja, La Unión, Marinilla, Rionegro, San Carlos, San Rafael, San Vicente Ferrer y Sonsón.

▪ Suroeste: Jericó y Támesis.

▪ Valle de Aburrá: Barbosa, Bello, Caldas, Copacabana, Envigado, Girardota, Itagüí, La Estrella, Medellín y Sabaneta. Con estos recursos ha sido posible que los municipios y las corporaciones ambientales del oriente antioqueño suscriban convenios de cooperación interinstitucional con EPM para intercambiar información, implementar programas y proyectos tendientes al fortalecimiento de la gestion ambiental, la preservación y adecuado manejo de los recursos naturales y al saneamiento ambiental, así como para el desarrollo de proyectos de interés para las partes en jurisdicción de los municipios.

EPM une esfuerzos a través de estos convenios con acciones conjuntas en los municipios de interés común, que se suman y aportan para contribuir a la protección de los recursos naturales y la implementación de diferentes estrategias de conservación y mejoramiento del capital natural con programas como: buenas prácticas ambientales en procesos productivos, reforestación y restauración, declaración de áreas protegidas, turismo sostenible y educación ambiental.

La comunidad participa y es garante de la utilización de estos recursos La ciudadanía juega un papel fundamental en la gestión que se adelanta con estos recursos, ya que pueden identificar necesidades de saneamiento básico y mejoramiento ambiental y presentar ante la Alcaldía, Concejo Municipal o Corporación Autónoma Regional los proyectos en los que se puedan invertir los dineros y son garantes de la destinación de estos.

En 2019, más de 700 familias fueron beneficiadas con nuevos sistemas de saneamiento básico rural y están desarrollando estrategias de monitoreo comunitario en el corredor biológico del puma del Oriente Antioqueño.

Interactuar con las personas y el entorno, comprender los asuntos relevantes y encontrar soluciones innovadoras que sumen al desarrollo humano sostenible es el escenario donde se mueve EPM, en ese propósito superior de contribuir a la armonía de la vida para un mundo mejor.