“El túnel no es prioritario”: Fajardo @sergio_fajardo @GobAntioquia @IvanDuque

 

El entonces gobernador Sergio Fajardo fue protagonista en la parálisis del Túnel del Oriente, durante su Gobierno.

Se opuso porque el proyecto venía de la administración de Luis Alfredo Ramos, a quien le hizo el Libro Blanco, patrocinado por sus amigos empresarios que le financiaron su campaña a la Gobernación.

En alianza con el Gobierno del presidente Santos y de  su ministro Frank Pearl despojaron a Cornare de sus facultades en el tema de la licencia ambiental y paralizaron la obra. Pero en el fondo, era el desquite de Fajardo contra todo lo que oliera a Luis Alfredo Ramos.

Sobre este aspecto y el “freno de mano” a la obra, el exgobernador Luis Alfredo Ramos recuerda: “Iniciamos el contrato de concesión en junio de 2011, y la obra fue suspendida por el Gobierno Nacional y el de Antioquia el 12 de enero de 2012, diciendo que se tenía que revisar la licencia ambiental porque Medellín, Envigado y Rionegro se podrían quedar sin agua, esto lo ratificó el Presidente Santos el 7 de Febrero de 2012, día que cumplió el Colombiano 100 años, algo que yo no podía creer”.

Luego afirma Ramos: “Se contrató por orden del Gobierno un nuevo estudio ambiental que valió más de $6.000 millones y que ratificó, en general, la licencia ambiental”. O sea el concepto favorable inicial de Cornare.

“La suspensión del túnel fue de casi tres años lo que hizo que el valor inicial de la obra pasara de 860.000 millones a una cifra que escuché de 1,2 billones de pesos.

“El Lucro cesante del túnel por la suspensión yo la calculo en 180.000 millones de pesos por los peajes que no se recibieron.

Es claro que al entonces Gobernador Fajardo (foto) nunca le gustaba la obra, como lo sostiene el expresidente Uribe. La verdad, es que lo paralizó porque el proyecto venía de su antecesor Luis Alfredo Ramos.

Escuche a Fajardo cuando explicaba por qué no le  gustaba el Túnel del Oriente. (Video de Fajardo y el túnel).