El puente Hisgaura de Sacyr en Santander se encogió, se encrespó y se volvió un acordeón

Con un burdo maquillaje asfáltico, la constructora oculta un error que cuesta $100.000 millones. Primera Página habla de la tercera vez que Sacyr le falla a Colombia.

Redacción W Radio

Por Héctor Mario Rodríguez para la agencia Primera Página

Era el secreto mejor guardado hasta ahora del Gobierno saliente y del entrante. Todo porque obligará a decretar la caducidad del contrato, por incumplimiento y por imposibilidad de uso de la obra, y se lleva por delante a la española Sacyr que posee un portafolio de contratos en Colombia por US$1.000 millones.

Presentado como el puente más alto atirantado de Suramérica (148,3 metros) -clave para conectar la vía Bogotá-Bucaramanga-Santa Marta con la troncal Bogotá-Cúcuta-, se “distensionó”. Lo más grave es que con un burdo maquillaje asfáltico, la constructora oculta un siniestro de ingeniería que cuesta $100.000 millones. Es la tercera vez que Sacyr le falla a Colombia.

Si en mayo de 2017 el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos hubiera cumplido su amenaza de decretarle la caducidad a la constructora española Sacyr -por reiterados incumplimientos del proyecto Puerta de Hierro – Cruz del Viso-, otro gallo cantaría hoy. (Lea el informe completo).