“El ojímetro de El Colombiano” @elcolombiano

Un conocido y respetado empresario escribió una nota de protesta contra el diario El Colombiano (logo), por la forma como viene tratando a los lectores y a uno de los candidatos a la Gobernación seleccionando los supuestos mejores, según él, “a dedo y a ojímetro”.

El empresario se basa en la nota de ese diario, en la cual explica que los aspirantes a la Alcaldía los escogió basándose en una encuesta de Yanhaas, pero los de la Gobernación por un sistema poco claro, para dejar por fuera a Juan Camilo Restrepo.

Para la elección de los aspirantes a la Gobernación dio la siguiente explicación:

“Para la Gobernación el mecanismo de selección para los primeros cinco fue básicamente el resultado de las encuestas internas que realizó este diario, un análisis de forma sobre cómo se han desarrollado las campañas y el efectivo respaldo de un partido o la aprobación de la candidatura por medio de firmas”.

“Como empresario comprometido con el futuro de la ciudad y del Departamento, parece que El Colombiano no es serio: ¿Cuáles consultas internas? ¿Cuáles análisis de las formas de cada campaña? ¿Y cómo miden los apoyos populares?

“Yo no me he definido por quién voy a votar, porque quiero hacerlo a conciencia. Pero frente a esa nota de El Colombiano, me pregunto:

¿“Cómo puede garantizar El Colombiano que Mauricio Tobón, Rodolfo Correa y Mauricio Pérez tengan más apoyo popular que Juan Camilo Restrepo, si todos están en el margen de error? ¿Y acaso Juan Camilo Restrepo no tiene el aval del Partido Conservador? ¿Y quién dijo que los partidos son el pueblo?

“La información que tuvo Juan Camilo hace quince días, en el sentido de que su campaña iba a ser vetada en El Colombiano, también la sabíamos varios amigos y la comentamos, pero no la creímos hasta ahora que ya es una realidad.

“Señor Juan Paz… Espero que no se vaya a arrugar con esta nota, usted que ha tenido el valor de decirle verdades a El Colombiano. Yo por lo menos no vuelvo a comprar ese periódico, que sabe muy bien manipular las informaciones…

“Un empresario verraco”.