El Oasis de la vida: El hombre sabio

 

Por Luis Carlos Correa Restrepo (foto)

Se cuenta que en tiempos pasados, un turista americano fue a la ciudad de El Cairo en Egipto, con la finalidad de visitar a un famoso sabio.

Al llegar se sorprendió al ver que el sabio vivía en un cuarto muy simple y lleno de libros, lo único era una cama, una mesa y un banco.

Entonces preguntó el turista: ¿Dónde están sus muebles? A lo que el sabio contestó: ¿Y dónde están los suyos? ¿Los míos? Se sorprendió el turista. ¡Pero si yo estoy aquí solo de paso!

“Yo también concluyó el sabio”. La vida en la tierra es solamente temporal… Sin embargo algunos viven como si fueran a quedarse aquí eternamente y se olvidan de ser felices.

“El valor de las cosas no está en el tiempo que duran, sino en la intensidad que se suceden. Por eso existen momentos inolvidables, cosas inexplicables y personas incomparables”.

Y recuerda:

Dios no te preguntará qué modelo de auto usabas, te preguntará, a cuánta gente llevaste.

Ni cuántos metros tiene tu casa, sino cuánta gente recibiste.

Ni la marca de tu ropa, sino cuánta gente vestiste.

Ni cuán alto era tu sueldo, sino si vendiste tu conciencia para obtenerlo.

Ni cuántos amigos tenías, sino cuántos te consideran tu amigo.

FRASES PARA EL ALMA

– La vida no es justa, pero aun así es buena.

– La vida es demasiado corta para perder el tiempo odiando a alguien.

– Tu trabajo no te cuidará cuando estés enfermo, tus amigos y tu familia sí, cuídalos.

– No tienes que ganar cada discusión. Debes estar de acuerdo en no estar de acuerdo.

– Llorar con alguien, alivia más que llorar solo.

– Cuando se trata de chocolate, la resistencia es inútil.

– Haz las paces con tu pasado, para que no arruine tu presente.

– No compares tu vida con la de otros, no tienes ni idea de cómo ha sido su travesía.

– Si una relación tiene que ser secreta, mejor no la tengas.

– Elimina todo lo que no sea útil, hermoso o alegre.

– Respira profundamente… eso calma la mente.

– Lo que no te mata en realidad… te hace más fuerte.

– Nunca es demasiado tarde para tener una vida feliz,

– Cuando se trate de perseguir aquello que amas en la vida, no aceptes un NO.

– Enciende las velas, utiliza las sabanas bonitas, ponte la lencería cara, no la guardes para una ocasión especial, hoy es tu ocasión especial.

– Se excéntrico ahora, no esperes a ser viejo para serlo.

– Nadie es responsable de tu felicidad, tan solo tú.

– El tiempo sana casi todo, déle tiempo al tiempo.

– No te tomes tan en serio, nadie más lo hace.

– Si tienes una familia que te ama, unos cuantos buenos amigos, comida sobre tu mesa, y un techo sobre tu cabeza, entonces eres más rico de lo que tú crees.