4 Agosto, 2020

Primicias de la política, empresariales y de la farándula

El Oasis de la vida…

Por Luis Carlos Correa Restrepo

LOS NIETOS

¿Qué son los nietos?  ¿Unos hijos más…? Nooo. Son unos hijos duplicados. Hay en ellos una prolongación que es precisamente eso: una duplicidad en la función creadora y en la extensión de la especie. En los nietos se alarga la vida hacía unos límites de amor que nunca se soñaron. Los hijos fueron el testimonio. Los nietos la confirmación. Por eso se quieren tanto, por eso son el juguete espiritual de la edad mayor.

Un nieto es un anhelo convertido en realidad; a él le damos los besos que talvez no le dimos a nuestros hijos, y ellos nos dan los besos que quizá ya

nadie nos da. Allí se reedita la juventud y el corazón palpita vigorosamente como si fuera un corazón adolescente… con un nieto en los brazos tenemos al hijo, tenemos la juventud que se nos quiso escapar un día, tenemos el amor verdadero que nada pide y todo nos da. Es verdaderamente maravilloso vivir esos retozos de los nietos, sus infantilizas que nos llevan a otros mundos y todo ese concierto de sus risas sonoras. Con los nietos se revive la historia de amor… y el alma vuelve a florecer.

El hogar ya viejo, se torna joven y se renuevan las esperanzas.

Los nietos son la fortuna de los años de la sensatez.

¿Po rqué se quiere más a los nietos que a los hijos? Así parece, pero no, Lo que pasa es que en los nietos se revive el amor por los hijos.

Salud por esas madres que con un cachetón te limpiaron el aura, que, con un chancletazo, te acomodaron las ideas. Que con un cinturonazo te quitaron el berrinche y con una mirada se ahorraban el psicólogo y hasta educado te volviste.

2 padres, 4 abuelos, 8 bisabuelos, 16 tatarabuelos, 32 choznos, 64 pentabuelos, 168 dentabuelos, 256 heptabuelos, 512 octabuelos, 1024 nonabuelos, 2048 decabuelos, y solo del total de las últimas 11 generaciones. Fueron necesarios 4096 ancestros para que tu estés leyendo esto y eso implica ¡Cerca de 300 años! antes de que tu nacieras.

Piensa un instante

¿Cuántas luchas, cuántas guerras, cuánta hambre, cuántas dificultades todos nuestros antepasados vivieron.

Por otro lado, ¿cuánta fuerza, cuánto amor, cuántas alegrías y estímulos, cuánto espíritu de supervivencia tuvo cada uno de ellos dentro de sí para que tú hoy, ESTÉS VIVO Y AQUÍ?

Anuncios