El nefasto mandato de Alejandro Gonzales en Corantioquia.

 

La mediocre administración de Alejandro Gonzales (Foto) en la dirección de Corantioquia, hace más paradójico que su frustrado reemplazo Carlos Naranjo, hubiera obtenido el apoyo del gobierno de Duque, del Centro Democrático y de una senadora como Paola Holguín.

Son numerosas las quejas y los reproches al manejo que Gonzales le dio a Corantioquia desde que llegó a ese cargo. Fue una administración para los amigos de su jefe Sergio Fajardo y de sus intereses políticos. Varios empresarios y dirigentes del sector productivo se quejan que nunca les pasó al teléfono. Uno de ellos, el conocido empresario Mario Múnera le contó al Reverbero de Juan Paz que le pidió cita durante cuatro años y nunca se la dio. Pero curiosamente cuando le mandó una carta con copia a Sergio Fajardo, lo mandó a atender por una tercera persona.

La llegada de Ana Ligia Mora a Corantioquia es considerada por el sector empresarial y varios dirigentes políticos como un segundo aire que necesitaba la entidad para respaldar los proyectos de desarrollo que el saliente tenía frenados.