El Jodario: Las 3 del tintero

Los estudiantes contra Duque el miércoles

Los estudiantes han protestado toda la vida. Muchas de esas manifestaciones han servido de trampolín para que a lo largo de la historia, en distintos países, los gobiernos se caigan. En otras oportunidades para que se conviertan en dictaduras durísimas. En Colombia ya vivimos los episodios de Abadía Méndez y de Rojas Pinilla. Ahora, a solo dos meses de haberse posesionado como presidente, el señor Duque enfrenta este miércoles la primera protesta estudiantil cuando todos los estudiantes de las universidades públicas saldrán a gritarle a Colombia que las están asfixiando económicamente. Los berridos que peguen tal vez no hagan tambalear ni a la inadvertida ministra ni a quien de verdad gobierne a Colombia. Pero si inundarán los aires de muchas ciudades del humo de marihuana que miles y miles de jóvenes unirán como verdadera protesta contra la prohibición decimonónica de Duque y Cia Ltda de cargar un varillito en el bolsillo.

La batalla por los seguros de Hidroituango

Las juntas directivas de EPM e Hidroituango comienzan ahora que llega el invierno no la batalla contra la fuerza de las aguas y la valentía de la presa y los túneles de resistirlas. Comienza una batalla mucho más tortuosa. La de hacerles creer a las compañías de seguros que las circunstancias que produjeron el fracaso en la construcción de la hidroeléctrica del rio Cauca fueron fortuitas, producidas por fallas geológicas y un invierno que repletó el río y sus cálculos y no por culpa de unas decisiones gerenciales equivocadas, que los llevaron a precipitarse con acciones intrépidas, a disimular o callar con bríos de monja descubierta en su celda del convento cometiendo acto sexual o a imponer criterios por encima de la lógica. Como herramientas para el proceso de pago o no de los seguros están los 8 errores constructivos que el ingeniero Luis Pérez, gobernador del departamento expuso ante la Asamblea de Antioquia y por otro lado los mismos argumentos que presentaron cuando el percance de Guatapé, donde las aseguradoras les creyeron y pagaron hasta el lucro cesante. Para coger balcón.

Candidatos a alcaldes y gobernadores pendientes de un capricho

Los funcionarios públicos que aspiran a ser alcaldes y gobernadores en las elecciones programadas para octubre del 2019 están a 18 días de la obligación de retirarse para poder inscribirse a la contienda. Si no lo hacen y la ley no es modificada por el Congreso no podrían ir a elecciones. Pero si lo hacen y las fuerzas de Vargas Lleras, Uribe, Gaviria y Pastrana consiguen de aquí a diciembre que el Congreso les prolongue los períodos a los actuales gobernantes (hasta igualarlos con los que tienen presidente y congresistas), se quedan sin la soga y sin la ternera, sin el puesto que ahora desempeñan y a esperar 2 años más a que puedan convocar otra vez las elecciones. Muchos dizque van a correr el riesgo, otros lo harán al revés. Unos ganarán y otros seguirán al vaivén de un país tradicionalmente experto en cambiar las reglas de juego electoral cada 8 años.