15 julio, 2024

Primicias de la política, empresariales y de la farandula

El Estado prolonga la tragedia de la periodista Yineth Bedoya

@IvanDuque 

La periodista Jineth Bedoya , a quien el Estado colombiano le pidió perdón ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos por el poco avance que ha tenido la justicia en su caso, lamentó que la petición de perdón haya sido parcial. 

En un dramático relato en Blu Radio, la periodista relató detalles que vivió desde el momento de su violación y narró que, según los testimonios de los paramilitares, el general Leonardo Gallego tuvo que ver su tragedia. 

“No me quedo solo con esos segundos de petición de perdón, sino quiero ver el contexto de lo que fue esta semana tan dura para mi mamá y para mí.Creo que admitir parcialmente la responsabilidad termina siendo otra bofetada porque a mí no me violaron parcialmente. A mí me destruyeron la vida”, dijo. 

Añadió que el Estado no reconoce que el centro carcelario más importante del país, la Modelo , tenía unas deficiencias y era una oficina de criminalidad, tampoco reconoció que hubo agentes del Estado que participaron en el crimen. 

“No reconocen que he sido, durante 21 años, amenazada, acosada, perseguida, los teléfonos interceptados. A mis fuentes las han asesinado. Creo que ese perdón deja un sinsabor muy grande, la verdad. En esa cárcel planearon el asesinato de Jaime Garzón, en esa cárcel nació el Bloque Capital de las autodefensas. En esa cárcel picaron a centenares de presos y los echaron por las cañerías. Desde esa cárcel se ordenó el secuestro de centenares de empresarios de este país”, añadió. 

En ese sentido, dijo que no se trata de reconocer la violación de una mujer, sino de una investigación sería que descubra lo que desde el centro carcelario se realizó. 

La comunicadora señaló con nombre propio al general (r) Leonardo Gallego de estar detrás del crimen del que fue víctima, de acuerdo con testimonios de paramilitares. 

«Ese general es Leonardo Gallego, en el momento de mi secuestro él era coronel de la Policía y director de la Dijín. Muchos de los paramilitares, que dieron su versión, dijeron que Leonardo Gallego ordenó mi secuestro», declaró. 

«Varios testimonios señalan que él (Gallego) se reunía en alta seguridad de la cárcel La Modelo con los jefes paramilitares recluidos ahí y que parte del armamento que se movía por allí era manejado por esos integrantes de la Policía. No quiero hablar de la Policía como institución porque la respeto y porque para mí es claro que fueron algunas personas», agregó. 

«Ese mismo Estado que me pidió perdón por lo ocurrido me dijo que no podía ser mamá ni por adopción porque qué garantía le iba a dar a un hijo teniendo un esquema de seguridad y estando en condiciones de vulnerabilidad. Ese Estado me negó la posibilidad de reconstruir mi vida», dijo, entre lágrimas, la periodista.