El chavismo eleva el tono tras la ruptura del diálogo con la oposición

 

Nicolás Maduro pone a Diosdado Cabello, presidente de la Constituyente, al frente de una ofensiva contra los “traidores de la patria”

Por Maolis Castro

El País de Madrid

El endurecimiento de las sanciones de Estados Unidoscontra el Gobierno de Venezuela exacerba la tensión política en el país sudamericano. Nicolás Maduro ha anunciado este jueves su disposición a iniciar una ofensiva contra sus oponentes y delegó en Diosdado Cabello, presidente de la Constituyente y uno de sus colaboradores más cercanos, así como en otros poderes en manos del chavismo, la tarea de hacer justicia después de suspender el diálogo con la oposición. “¿Quieren batalla? ¡Vamos a la batalla, pues! Estamos listos. La furia bolivariana está lista para la batalla, ya basta”, dijo el mandatario.

La oposición, liderada por Juan Guaidó, jefe de la Asamblea Nacional y reconocido como presidente interino de Venezuela por medio centenar de países, entra así en una nueva confrontación con el régimen: tras unos meses de quietud producto de negociaciones promovidas por Noruega, el tono sube nuevamente y las amenazas florecen en Caracas. (Lea el análisis).