El apabullante poder de la hidra

 

Luis Alfonso García C. (foto)

Me refería en mi nota anterior al peligro que para nuestro país representa esa hidra de cuatro cabezas (narcotráfico, terrorismo, corrupción e impunidad), que debemos remover para aspirar a tener un país viable y en desarrollo.

Pero, ¿por qué no ha sido posible su eliminación, si son tan evidentes los daños que causa a la sociedad? La respuesta se encuentra en los múltiples poderes (lícitos e ilícitos) interesados en mantener ese funesto statu quo y, por consiguiente, en oponerse a cualquier tipo de reforma que afecte a sus intereses.

Para el narcotráfico era un obstáculo la vigilancia ejercida por los Estados Unidos desde la base ecuatoriana de Manta, hasta que fue cerrada por orden del gobierno socialista de Correa a petición de las FARC, el mayor cartel colombiano de la droga, quien – de paso – contribuyó a la campaña electoral de Correa. (Ver al respecto columna   del coronel John Marulanda http://www.elojodigital.com/contenido/17444-izquierda-radical-narcotr-fico-y-giro-pol-tico-en-am-rica-latina (Lea la columna).