Educación rural, un tema para no echar al olvido

El Primer Encuentro de Educación Rural: “Por qué hablar de la educación rural hoy”, que se celebró en el Tecnológico de Antioquia, surgió de la necesidad de referenciar un tema que, en buena medida, ha sido relegado, incluso en las prácticas con los estudiantes en formación y no se ha tenido en cuenta en los currículos.

Ello se debe, en buena parte, a que la formación de los maestros se ha dado con conceptos y contextos urbanos y no pensados desde los espacios rurales, de acuerdo con Jessica Rojo Vivares, una de las organizadoras del evento que se realizó este 10 de octubre, el cual convocó a estudiantes y docentes de la Universidad San Buenaventura, Universidad Pontificia Bolivariana, Corporación Universitaria Americana, Universidad de Antioquia y la Facultad de Educación y Ciencias Sociales del TdeA.

En el encuentro se dio a conocer una propuesta llevada a cabo en La Guajira y las experiencias de estudiantes que comenzaron este semestre las prácticas en contextos rurales en el corregimiento San Antonio de Prado y de los integrantes del semillero de investigación de Educación Rural del Tecnológico de Antioquia. Igualmente, Beatriz Elena Álvarez contó las experiencias vividas en los centros educativos de Media Luna y El Placer en el corregimiento Santa Elena y Henry Díaz Pineda hizo lo propio con las actividades adelantadas en contextos educativos rurales en San Antonio de Prado.

Marisol Posada, estudiante de la Facultad de Educación del TdeA, opinó: “Fue un escenario de diálogo, donde tejimos relaciones y sentido acerca de la educación rural hoy. Se trató de una jornada que nos dejó grandes aprendizajes y retos desde cada uno de los escenarios educativos”. Reconoció que el evento nació de las profesoras Jessica Rojo y Yancy Cuesta, quienes, a partir de su proyecto en la maestría en Educación, vieron la necesidad que la licenciatura en Educación Infantil y las prácticas tuvieran esta clase de reflexiones y experiencias.

Como Institución Universitaria, el TdeA ha impactado con educación superior, a más de 86 municipios por fuera del área metropolitana, con el proceso de regionalización; además en su proyecto educativo ha formado licenciados en preescolar y básica, quienes desarrollan experiencias educativas en las zonas rurales, acordes con los contextos regionales.