9 marzo, 2021

Primicias de la política, empresariales y de la farandula

Cuencas de Piedras Blancas y la Honda serán un bosque nativo

@EPMEstamosahi @QuinteroCalle 

• Para preservar las fuentes hídricas y la biodiversidad de las cuencas Piedras Blancas y La Honda, EPM, con el apoyo de la Universidad Nacional de Colombia, formuló un Plan Integral de Manejo Forestal para los bosques de este territorio.  

• En su elaboración se identificó que muchos de los árboles de la zona ya cumplieron su ciclo de vida y están en malas condiciones, representando riesgos para el ecosistema y las comunidades vecinas.  

• El plan, formulado para 35 años, busca transformar las plantaciones actuales por bosques nativos, para fortalecer las condiciones favorables del ciclo del agua, proteger la fauna y propiciar la llegada de nuevas especies que habían sido desplazadas. 

Fortalecer el ecosistema para generar la llegada de nuevas especies; aumentar el cuidado del agua en las cuencas de las quebradas Piedras Blancas y La Honda; y conservar el valor paisajístico para fomentar el ecoturismo en el oriente cercano, es el objetivo del Plan Integral de Manejo Forestal (PIMF) que EPM formuló con el apoyo de la Universidad Nacional de Colombia y que inició su implementación desde el año 2016.  

Este Plan, a 35 años, incluyó un estudio previo que permitió identificar que se hace necesario cosechar paulatinamente plantaciones de pino pátula ciprés para darle espacio a las especies nativas, y así avanzar hacia el retorno de la composición original de los bosques de Santa Elena, mediante procesos paulatinos de sucesión asistida desde la restauración ecológica o enriquecimiento forestal, aumentando así la diversidad biológica y la complejidad estructural del bosque. 

En su quinto año de implementación, se inició la fase de cosecha de las primeras hectáreas y una vez se realice esta actividad, que se espera finalice a finales del mes de julio de este año, se procederá a restaurarlas con 10.000 individuos de especies nativas. Cabe resaltar que se viene realizando el rescate de flora y se dio inicio al ahuyentamiento de fauna, además de ejecutar un plan de gestión social donde, casa por casa, la Corporación ARVI, ejecutora del Plan Integral de Manejo Forestal (PIMF), viene dando a conocer el proceso a seguir.  

La cosecha de las plantaciones se realizará como proyecto de restauración de mínimo impacto, que incluye la planificación y construcción de las vías de acceso y circulación (caminos forestales) que permitan realizar el transporte de la madera de modo seguro.  

Igualmente, se incluyen todos los elementos de prevención, seguridad y salud en el trabajo, protocolos de bioseguridad frente al COVID-19 y lo exigido por la autoridad ambiental competente. 

Bosque nativo  

Los primeros lotes en los que se sembrarán los árboles nativos y por ende que tendrán la cosecha, corresponden a los lotes 120 y 319, ubicados en el territorio de Piedras Blancas.  

El área autorizada en esta fase para restaurar es 1,8% del área total, en donde la edad promedio de estos cultivos es de 52 años para las plantaciones de Ciprés y 47 años para las plantaciones de Pino Pátula.  

El volumen de madera a extraer está representando en aproximadamente 3.100 árboles para ambos lotes. 

Se realizará una compensación de 3:1 para un total de 9.300 árboles, cifra que se ajustará a 10.000 árboles. 

La empresa que realizará la cosecha es Maderas San Nicolás. A la fecha se ha hecho el rescate de 8.000 individuos arbóreos de interés especial y 6.000 epífitas (orquídeas, bromelias y anturios).  

Este material vegetal rescatado fue transportado al vivero de EPM para el proceso de rustificación. Posteriormente, se realizará su reintroducción en los lotes No.120 y 319, como una de las estrategias de restauración ecológica.  

Antecedentes y cumplimiento  

• En el año 2010, a través de la Resolución 1510, el Ministerio del Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial, redelimitó la Zona Forestal Protectora declarada y reservada a través del Acuerdo 31 de 1970 del Instituto Nacional de los Recursos Naturales Renovables y del Ambiente – INDERENA, conocida como Reserva Forestal Protectora Nare.  

• Con el fin de cumplir con los lineamientos de la Reserva, EPM en el año 2012, en convenio con la Universidad Nacional de Colombia, realizó un diagnóstico de las plantaciones forestales teniendo en cuenta sus funciones ecológicas, biológicas y socioeconómicas, que permitió generar un Plan Integral de Manejo Forestal (PIMF) con el fin de proteger los servicios ecosistémicos, particularmente el recurso agua.  

Este plan integró, además de aspectos ecológicos y funcionales, la visión común del territorio por parte de los actores institucionales y comunitarios ubicados en la zona.  

• Teniendo en cuenta lo anterior, EPM a través de un Convenio Marco de Colaboración con la Corporación Parque Arví, ha implementado desde el año 2016, el Plan de Manejo Arqueológico (PMA) que establece las medidas de protección del patrimonio arqueológico y su plan de acción a futuro, teniendo en cuenta la Resolución 024 de 2019 expedida por el Instituto Colombiano de Antropología e Historia (ICANH), en la que se declara el Área Arqueológica Protegida Piedras Blancas y las acciones del Plan Integral de Manejo Forestal (PIMF), el cual pretende en un horizonte de planeación a 35 años, transformar las plantaciones forestales actuales en ecosistemas más diversos, mientras se conserva la calidad y cantidad del recurso hídrico.  

• El 23 de noviembre de 2020, Corantioquia emitió comunicado donde se indica que EPM ha dado cumplimiento a todas las obligaciones y compromisos dentro de las plantaciones forestales protectoras-productoras y confirma la autorización para ejecutar las actividades silviculturales consideradas en el Plan Integral de manejo Forestal.  

Trabajar para preservar los ecosistemas, fortalecer el cuidado del agua y apoyar el desarrollo de las comunidades, es la misión de EPM para contribuir a la armonía de la vida para un mundo mejor.

Material audiovisual de apoyo de EPM.