26 enero, 2021

Primicias de la política, empresariales y de la farándula

Contracorriente: La visita de Jorge Eliécer Gaitán a Frontino

Por Ramón Elejalde Arbeláez 

Me van a perdonar mis lectores que les cuente hoy una historia muy parroquial pero que históricamente tiene una gran relevancia para Antioquia y la región del Occidente Antioqueño. A la sombra del Plateado, una obrita de mi autoría sobre la historia de Frontino, trae una pequeñísima reseña de la visita que a Frontino hizo el doctor Jorge Eliécer Gaitán, el 5 de junio de 1940, siendo Ministro de Educación. Más extensamente el médico Juan Guillermo Hoyos Gaviria, de ancestros frontineños, publicó recientemente en redes sociales una completísima historia de esta visita, muy sustentado en brillantes manuscritos que dejó Doña Ángela Goez de Gaviria, abuela del médico y meritoria educadora e historiadora. 

Esa visita se origina en la donación que entre los años 1935 y 1939 hizo a la Nación el filántropo frontineño Pedro Antonio Elejalde Gaviria de su inmensa fortuna consistente en fincas, casas, edificios, lotes, ganado vacuno y equino. Esta donación quedó consagrada en las escrituras números 3716 de 14 de noviembre de 1937, Notaría Primera de Bogotá y 2142 de septiembre 7 de 1939 de la misma ciudad capital. El viaje de Jorge Eliécer Gaitán se hizo para recibir la cuantiosa donación e imponer al donante la Gran Cruz de la Orden de Boyacá. El donante se desprendió de su inmensa fortuna a cambio de que el Estado colombiano construyera y financiara en Frontino una Universidad. Nada de eso sucedió, los bienes se esfumaron en manos de administradores inescrupulosos y el benefactor murió en la más absoluta pobreza. Hoy, un colegio de la localidad lleva su nombre, a guisa de reparación histórica. 

A Gaitán lo acompañaron en su viaje el escritor Eduardo Caballero Escobar, el senador Diógenes Sepúlveda Mejía y el visitador escolar don Florentino Rojas. El acto de recepción se realizó, previo desfile solemne, en el parque principal y fue presidido por don Isaac Herrera Gamboa, alcalde municipal y en él llevaron la palabra el historiador y poeta frontineño don Ramón Antonio Elejalde Escobar y el doctor Jorge Eliécer Gaitán. Cuenta el doctor Juan Guillermo Hoyos Gaviria, citando a doña Ángela Góez, que esa noche se realizó una sobria fiesta “en la casa de Braulio Gaviria, con más de cien invitados entre los más granado de la sociedad”.
Don Isaac, el alcalde, desocupó su casa en la plaza principal trasladando toda su familia al llamado edifico Escobar para alojar a la comitiva. También solicitó con la debida anticipación a su concuñado Braulio para que facilitara su casa para el baile de bienvenida, este, aunque era de una filiación política distinta, aceptó inmediatamente la propuesta. Además, en compañía, trajeron una hermosa vajilla para servir la cena, como esta era compuesta por numerosas piezas, luego de la visita del ilustre personaje, fue dividida entre la familia Herrera Góez y la familia Gaviria Góez. Todavía se conservan algunos de los elementos que conformaban este menaje”. 

Trae el médico Hoyos Gaviria una anécdota del acto de recepción: “El Doctor Gaitán solamente bailó una pieza con la hermosa joven frontineña Isabelita Martínez Villa, hija del médico Juan Bautista Martínez Ferrer y María Francisca Villa Barberi, que posteriormente fue la esposa de Bernardo Tobón de la Roche, el fundador de la cadena radial Todelar”. 

Lo más encomiable del viaje de Jorge Eliécer Gaitán a Frontino fue que lo hizo por una carretera estrecha y peligrosa entre Medellín y un sitio un poco más abajo de Cañasgordas, donde debió apearse a un equino para poder llegar a Frontino, por el sector de La Herradura, en un trayecto que le demoraba un poco más de dos horas. Es decir que Gaitán ingresó al pueblo a lomo de mula, la mejor que pudieron encontrar en la región y seguramente luego de un viaje de más de doce horas.  

Personaje importante en esta visita fue el juez de Frontino doctor Ernesto Lucena Bonilla, padre del exparlamentario frontineño Ernesto Lucena Quevedo y abuelo del actual Ministro del Deporte, Ernesto Lucena Barrero.