10 mayo, 2021

Primicias de la política, empresariales y de la farandula

Concurso de Personero en Rionegro: Un “Chanchullo” tras otro

Por Oscar Castaño Valencia

Aún no terminan las acciones penales y disciplinarias para los honorables concejales que hace cuatro años votaron el nombramiento del Personero Municipal después de que la cuestionada empresa Ani y Omega Ltda, misma que dió por ganador al celebre Contralor de Antioquia Sergio Zuluaga y , por lo menos diez y seis personeros y contralores en Antioquia, se inventara una entrevista privada en la qué, como por arte de magia quién estaba de segundo paso al primer lugar para ser ungido como el garante de los derechos humanos en el municipio con el voto positivo de los trece concejales que hoy están encartados por esa decisión.

Pues bien, trece concejales y el Representante Legal de la famosa empresa que llevó a cabo el concurso de méritos ya tienen acusación formal por parte de la Fiscalía General de la Nación y hace pocas semanas la Procuraduría les abrió pliego de cargos.

Este es un asunto supremamente delicado por cuanto algunos de los trece fueron reelegidos en las últimas elecciones y uno de ellos será Diputado de Antioquia con una muy significativa votación, que de ser condenados se aplicará la silla vacía indiscutiblemente.

Y lo llamo “chanchullo” porque el mismo Consejo de Estado en fallo del 2016, no una, sino dos veces, afirmó que: “Hubo serias irregularidades que comprometieron la elección”, y decretó la suspensión del personero de ese entonces, el mismo que salió favorecido con la “entrevista privada”, Carlos Andrés García y que posteriormente renuncio, al igual que lo hiciera el Contralor de Antioquia luego del escándalo mediático que suscito su captura.

Hace pocos días que Blu Radio Colombia prendió nuevamente las alarmas frente al concurso que se realiza para la elección de personeros en toda Colombia 2020-2023 y nuevamente Rionegro volvió a estar en el ojo del huracán. Como si nada hubiese pasado y no tuvieran una acusación en curso y un pliego de cargos vigente, los concejales encartados nuevamente vuelven a repetir la historia.

Esta vez, muy a pesar de tener ofertas de la Universidad de Antioquia y la Universidad de Medellín sobre la mesa, contrataron una universidad de la Ciudad de Cartagena, hecho que ha generado muchas suspicacias y ha llevado a varios concejales a interponer una acción de tutela para que no se continúe con ese proceso, solicitándole a un Juez de la República: “Suspender el concurso de méritos hasta tener clara la legalidad y el derecho al mérito, para que se garantice criterios de objetividad, transparencia, imparcialidad y publicidad”.

El Juzgado Primero Civil del Circuito de Rionegro negó “por improcedente”, en las últimas horas, esta acción emprendida por un sector del Concejo Municipal, pero dejo abierta para la opinión la enorme división existente en el órgano legislativo municipal.

Es más, la Mesa Directiva y algunos concejales han ripostado solicitándole al Procurador Provincial la apertura de “Proceso Disciplinario” en contra del Secretario de Hacienda por cuanto no ha autorizado el desembolso para pagar el contrato ya firmado con la Universidad de Nariño, Sede Cartagena, a la que le fue adjudicado el “concurso de méritos”.

Así las cosas, en el Concejo Municipal de Rionegro hay dos bandos cocinando el nuevo “chanchullo”, los que contrataron la universidad costeña para nombrar una piedra en el zapato de la próxima administración y los que quieren un Personero de bolsillo para que no ponga la lupa en los graves problemas que tiene el municipio.

Y por supuesto que frente a estos lamentables hechos quién más se perjudica es la comunidad, no solo por la enorme desconfianza en la institucionalidad que se genera, sino por la ilegitimidad con que se posesiona quién debe garantizar los derechos ciudadanos y la rectitud de los funcionarios públicos en el municipio.