Colsánitas siempre ha acompañado a Cabal y Farah, hasta llegar a este triunfo histórico @fedecoltenis @lattenis

 

El proceso de Juan Sebastián Cabal y Robert Farah, quienes ayer lograron un histórico triunfo en Wimbledon, al vencer a la dupla conformada por los franceses Nicolas Mahut y Edouard Roger-Vasselin, viene de años atrás, casi desde niños.

La verdad es que ha sido fundamental el respaldo de la Liga de Tenis del Valle y de la Federación Colombiana de Tenis, para estos dos muchachos que vienen trabajando juntos desde antes de su adolescencia, tal como lo destaca el director ejecutivo de la Liga de Antioquia, Héctor Alonso Monroy Escudero, quien destaca el respaldo de la empresa Colsánitas, que viene con ellos desde hace muchos años.

Héctor Alonso Monroy Escudero (foto), quien preside la Comisión Técnica de la Federación Colombiana de Tenis, también destacó el trabajo del empresario Augusto López Valencia (foto), quien es vicepresidente de la Federación Colombiana, especialmente en la jornada en la que Colombia venció a Chile aquí en Medellín.

Monroy también le dijo a El Reverbero de Juan Paz que ha sido fundamental el apoyo de Coldeportes y del Comité Olímpico Colombiano en todo este proceso exitoso de Juan Sebastián Cabal y de Robert Farah.

Augusto López Valencia destacó la entrega y el esfuerzo de los dos tenistas. Pero dijo que aunque es muy difícil lograr patrocinio, destacó el apoyo permanente de Colsánitas, y de las empresas el Grupo Argos y Nutresa, y la Gobernación de Antioquia. “Este trabajo ha sido muy difícil”, dijo el empresario.

Vale recordar que Cabal y Farah están clasificados para la Copa Davis que se jugará en Madrid, con Bélgica y Austria, en la tercera semana de noviembre de este año. Son seis grupos de a tres, o sea 18 clasificados.

El cuadro directivo de la Federación Colombiana de tenis es el siguiente:

Presidente, David Samudio Gómez; Vicepresidente, Augusto López Valencia; Secretario, Gustavo Loaiza Polanía; vocales, Pablo Felipe Robledo y Leonidas Oyaga Gómez, y el gerente Carlos Ortiz Sotelo.