Colombia a la deriva

 

“Sin metas y planes para alcanzarlas, eres como un barco que navega sin destino.”

“Para un hombre que no sabe a cuál puerto se dirige, cualquier viento es bueno.” Séneca.

La amenaza Petro comunista ahuyenta la confianza inversionista.

Duque no es el presidente que nos imaginamos y por el que votamos.

Por José León Jaramillo Jaramillo (foto)

Los colombianos carecemos de un líder. No sabemos para dónde vamos, no trabajamos en equipo, no remamos para el mismo lado, cada uno echa para su propio costal y no le interesa la suerte de los demás y mucho menos si se trata de personas carentes de fortuna.

Solamente tenemos una meta clara, la de enriquecernos como sea, sin que nos importe a quien tengamos que pisotear o explotar. Los que se dicen nuestros líderes, tienen la misma meta pero su ambición es insondable y por ello al país, sumido en pequeñas y mezquinas peleas, no le interesa ser grande y mucho menos el bienestar de sus ciudadanos y en pos del dinero, todos nuestros valores e instituciones se vienen destruyendo y corrompiendo a pasos agigantados.

Nuestro Presidente, aunque quiere acertar le preocupan más los intereses de los cacaos (ISA), la Vicepresidenta lo parece, más bien, de una firma de electrodomésticos, el Congreso se asemeja a una asamblea de verduleras boquisucias y la justicia, en todo el país, cada día está más prostituida y, al paso que vamos, nuestros corruptos concejales van a ser remplazados por los jefes de las bacrimes barriales, luego de otra capitulación miserable como la que se celebró con los narco terroristas de las FARC, uno de los tantos narco ejércitos destructores irregulares de los Castros que opera en Colombia y Venezuela. En una palabra, los colombianos no creemos en nuestras instituciones. El panorama no puede ser peor, no puede ser más desalentador.

¿Por qué vamos mal? ¿Por qué nadie quiere invertir un peso? Los colombianos que nos reventamos el lomo no queremos comprar nada. Lo único que avizoramos en el horizonte es la figura de Petro llegando al poder para terminar de defecarse en el país. ¿Quiere usted, amable lector, invertir en Venezuela, país que fue proyectado por Petro y defendido por las guerrillas narcoterroristas de los Castros hoy con varios representantes en el Congreso colombiano, coadyuvando a destruir la democracia para imponernos la tiranía?

La culpa no es del Gerente del Banco de la República, él solo hace sonar las alarmas, la culpa, en buena parte, es del Ministro de Hacienda de Duque, que más lo parece deMaduro, quien pensando que vive en Dinamarca o en USA y para llenar las arcas de billete, de la noche a la mañana, promovió su famosa ley de financiamiento, con la que acabó de un tajo con el negocio inmobiliario; la culpa es de nuestros gobiernos quecambian permanentemente las reglas del juego. La culpa es de los medios de comunicación, de Gaviria, de Vargas Lleras, de Roy Barreras, de Benedetti, entre otros, quienes prefieren quedarse sin país, pero no sin mermelada y por ello luchan a brazo partido porque el país fracase. Dice el ministro de Hacienda qué la polarización no incide en las decisiones de las empresas y de los hogares, que les pregunte a los industriales, a los comerciantes y a los notarios y que, igualmente, le pregunte a Migración Colombia cuántos venezolanos entraron con la apertura de fronteras y como ello incide e incidirá en los indicadores de desempleo y se la violencia que se avecina.

¿Podemos cambiar? Sí, pero no con estos líderes, ni con los comerciantes e industriales que tenemos y mucho menos con los de la izquierda latinoamericana y ¿por qué no? pormentirosos, ladrones, corruptos y deshonestos.

La China comunista va muy bien, lo chinos si saben para donde van, allí si tienen un líder y qué líder, el que no admite la corrupción, pues elimina a los corruptos.

Allí faltan muchísimas universidades, es cierto, pero cada semana se construye una nueva. En esas universidades no hay Petros, ni Timochenkos, en ellas nunca nadie ha atacado con cocteles Molotov a la policía, ni destruyen sus muros con propaganda, ni hay bandas criminales, ni jueces, ni parlamentarios, ni políticos corruptos y mucho menos carteles de la toga. Ni grupos guerrilleros castristas destruyendo sus oleoductos y el medio ambiente. Es cierto, que las manifestaciones públicas violentas se reprimen asangre y fuego. Se recordará el caso de Tiananmén donde hubo muchos muertos por quejarse del desempleo y la inflación que les estaban trayendo las medidas adoptadas por las autoridades chinas, en el afán de estas últimas de sacar el país del atraso, medidas que los manifestantes calificaban de autoritarias. En China no se hacen mingas de desadaptados que cierren vías o que obliguen a los campesinos o a pequeños industriales a votar miles de litros de leche, toneladas de verduras y de otros alimentos perecederos, para que un Petrocacique deshonesto se llene de billete. Allá los fusilan a todos, Petro incluido.

China tiene el mejor ejército del Mundo, el cual es sometido a fuertes tratamientos y pruebas, a los que igualmente son sometidos todos los otros mejores ejércitos del mundo. Los videos del desestabilizador de Petro, quien no tienen autoridad moral ninguna para criticar, harían sonreír a sus integrantes y los de Cuba son impublicables, sin que podamos olvidar que son mucho más crueles los que circularon en las redes y que muestran como las guerrillas cubanas golpean y maltratan a nuestros soldados, en los más inmundos campos de concentración que conozca la humanidad.

En una palabra, la realidad nos muestra que hoy en día China es el líder número uno a nivel mundial y prueba de ello, es que está llevando a cabo el proyecto de infraestructura más grande del siglo: “One belt one road” o la nueva ruta de la seda; una red de autopistas, ferrocarriles de alta velocidad, puertos y aeropuertos que vincula a más a 65 países de Asia sur oriental, de Asia central, del medio oriente, de África, Europa y Oceanía.  Aquí, por el contrario, EPM y sus contratistas avivados, están promoviendo el fracaso más grande del siglo: Hidrotuango, un proyecto hijo de la improvisación y de la corrupción, que nos mantienen sumidos en el atraso.

Los chinos construyen y mejoran las condiciones de vida de su pueblo los cubanos se defecan en las naciones, desmejoran cada día las condiciones de vida de sus reprimidos y miserables ciudadanos. Los cubanos solamente le aportan al mundo odio, atraso y violencia. ¿Para quién trabajan? ¿Están al servicio de algunos gobiernos interesados en apoderarse de nuestros recursos naturales?

https://www.cidob.org/es/publicaciones/serie_de_publicacion/notes_internacionals/n1_148_one_belt_one_road_el_sueno_chino_y_su_impacto_sobre_europa/one_belt_one_road_el_sueno_chino_y_su_impacto_sobre_europa

Los chinos si tienen un líder. Trabajan duro por no tener que depender de nadie, por desarrollarse tecnológica e industrialmente, para mejorar las condiciones de su pueblo. Sus metas son claras como su industria, la cual ha mejorado muchísimo y sus exportaciones siguen in crescendo. Tienen metas ambiciosas.

Tiene que oír Presidente, con humildad, a tantas voces sensatas, hay que bajarle a la arrogancia y acordar con los americanos qué se va hacer para eliminar el problema de los cultivos ilícitos y explicarles que a nada contribuyen para ello los ataques infundados del New York Times y de Human Rights Watch.

¿Cuáles son las metas colombianas? A falta que nos hace un Xi Jinping y a daño que nos hacen los defensores de los Castros, los Santos, los Soros, los corruptos y todos los enemigos del Ejército y de las instituciones colombianas.

COLETILLA 1.- OTROS EMBLUYINADOS. Salvajes las cifras que en propaganda (mermelada) les está repartiendo EPM a los medios de comunicación. Esos gastos multimillonarios no tienen sentido alguno en una crisis como la de Hidroituango, salvo que sean para apoyar las campañas de los candidatos del GEA, cuyos intereses dizque tienen que primar sobre los de las clases menos favorecidas. ¿La solución es desconectar a doña Margarita, en Manrique? ¡Qué Justicia social! Presidente: ¿Usted no puede ayudar a parar este despilfarro, toda ésta corrupción inmunda? ¿Cuáles son sus metas para combatir la corrupción?

COLETILLA 2.- UDEM. Muy graves las denuncias de Los Irreverentes sobre la concesión irregular del título de abogado al senador Julián Bedoya Pulgarín, quien fuera expulsado de la Escuela de Policía General Santander por el robo de una pistola,senador que, gracias a los apoyos del nefasto rector del claustro, Néstor Hincapié Vargas, “…en tan solo 4 meses logró terminar todos los créditos académicos que le hacían falta…:10 materias, acreditación de un segundo idioma, práctica académica o judicaturaexámenes preparatorios y el Examen de Calidad de Educación Superior-.” Lástima que no tenemos Fiscalía. https://www.losirreverentes.com/el-abogado-julian-bedoya/