28 julio, 2021

Primicias de la política, empresariales y de la farandula

Braulio Espinosa, el alcalde que se ganó el corazón de la Ciudad Señorial

@braulioEMarquez @AlcaldiadeEnv  

Braulio Espinosa Márquez, alcalde de Envigado, siempre lo va a recibir con una sonrisa fresca y agradable que invita al diálogo, y que detrás de su mirada fija refleja muy bien sus objetivos para cumplir con su misión de entregar resultados favorables, a los habitantes de la Ciudad Señorial. 

“Debemos tener la capacidad de diálogo y de concertación permanente desde los argumentos”, es el principio y la base de su discurso. 

En su vida profesional, Espinosa Márquez, es un trabajador incansable que cumple con interminables jornadas laborales en pro del bienestar de la comunidad. 

Cada día que ha transcurrido de este 2020, desde que llegó como mandatario local, ha estado en primera línea para enfrentar con decisión la causa de la Covid-19 y sus propuestas en el Plan de Desarrollo 2020-2023. 

En sus planes para sobrellevar los retos, ha tenido una actitud ecuánime en sus esfuerzos entre la salud y la economía.  

En Braulio se puede percibir a un ser humano que mantiene un discurso equilibrado y realista que coinciden mucho con sus palabras y acciones. Una de sus banderas son las causas sociales. Le encanta escuchar al ciudadano y siempre está atento para atender las necesidades que aquejan a las personas por estos días, como el desempleo, la pobreza, la salud, la educación, entre otros. 

Braulio es un hombre muy familiar, de eso no cabe duda. En todo momento que puede, muestra con orgullo y gallardía a sus seres más amados. Para Braulio Espinosa Márquez, tal vez ha sido fundamental mostrar su esencia familiar y conectarse mucho más con los ciudadanos. Por algo, su eslogan de Administración es “Juntos Sumamos por Envigado”. Incluso, la imagen de su esposa, Erica Sierra Quiroga y sus hijos Sebastián y Sofía, han sido pieza clave para identificarlo con valores como el amor, la lealtad, la unión, la honestidad, el respeto y armonía, características que aún se mantienen firmes en los hogares antioqueños.  

También, la compañía de la Gestora Social, ha sido un punto de partida del alcalde, para mostrar su compromiso con los derechos en materia de equidad de género como un valor indispensable, y demostrar de esta forma, la importancia que tienen las mujeres en la construcción de una sociedad más igualitaria.  

La figura de su fe lo ha acompañado en todo momento para acatar las responsabilidades que asumió desde enero pasado. Sus bases religiosas están sustentadas en el catolicismo como gran parte de las familias de este departamento. Sin embargo, se caracteriza por ser un hombre respetuoso de la ley, por ello, cumple con el compromiso de la figura del Estado Laico.  

Hace unas semanas atrás cuando se dio reapertura a iglesias y templos, el alcalde, Braulio Espinosa Márquez, no dudó en compartir con todas las corrientes religiosas e ideologías su alegría por la reapertura de estos espacios. 

También, el liderazgo es innato en la personalidad del mandatario de la Ciudad Señorial. Desde el inicio de su gestión, su figura ha sido clave para trabajar en conjunto con sus colegas metropolitanos y de otros municipios, en el cumplimiento por lograr un mejor presente y futuro sólido para la comunidad.