20 junio, 2021

Primicias de la pol铆tica, empresariales y de la farandula

Bello y las ayudas a la poblaci贸n

Por Orlando Arenas Tamayo

Causan dolor las angustias de nuestros conciudadanos de Bello y las dificultades fiscales de la administraci贸n del alcalde 脫scar Andr茅s P茅rez para tratar de llevar ayuda a las gentes que no tienen recursos y no pueden salir a rebuscar la vida por la cuarentena.  Pero, adem谩s, a nuestro alcalde no le entregaron un municipio boyante sino en la ruina y endeudado.

El gobierno nacional no entiende lo que pasa en Bello, en donde el empleo es un bien precario, las gentes viven del rebusque y las microempresas y peque帽os negocios precisan ayudas para continuar prestando servicio y no cerrar, acabando los pocos empleos existentes. Esas ayudas no llegan con justicia al municipio, pese a tener un alto volumen de poblaci贸n vulnerable. Pocos saben que Bello tiene muy cerca el mill贸n de habitantes.

No conozco si habr谩 ayudas del Departamento y del 脕rea Metropolitana o de la alcald铆a de Medell铆n, pero hace tiempo que critiqu茅 el pomposo nombre de alcalde metropolitano que nada dice de una labor que tenga en cuenta a los municipios, pero despu茅s har茅 referencia al tema.

La construcci贸n genera en el municipio un gran n煤mero de empleos y la Administraci贸n acaba de adoptar los protocolos para que se reactive esta actividad que irriga bienestar a nuestras gentes.

Los auxilios del gobierno llegan a los inscritos en listas de censos realizados hace a帽os, sin actualizaci贸n y  los beneficios a la tercera edad solo son accedidos entonces por algunos, mientras la mayor铆a carecen de todo auxilio.

La administraci贸n cre贸 una p谩gina para que se inscriban los necesitados y quiero pedirle al se帽or alcalde que ampl铆e la fecha de inscripciones pues ya se cerraron y adem谩s, que establezca una oficina en la que puedan inscribirse los que no tienen el medio tecnol贸gicos para hacerlo, pues muy pocos en Bello, disponen de computador, Tablet o celular para hacerlo o no tienen internet y las tiendas con dicho servicio est谩n cerradas. La p谩gina es la   https://informacion.bello.gov.co/apoyo-familias

Igualmente se organiz贸 la CAMPA脩A DE DONACIONES para que miles de bellanitas podamos consignar en sus cuentas: Cotrafa, la N潞 0011000100894 de ahorros y del Banco de Occidente la cuenta corriente N潞 422-00649-4.   Aqu铆 creo que faltan m谩s cuentas de ahorros y corrientes en las que podamos hacer nuestros aportes y quiero solicitarle a la administraci贸n que, si es posible, ampl铆e esta posibilidad a otros bancos para facilitar la llegada de las ayudas.

Recuerden que, si todos los que podemos, acudimos a la invitaci贸n  del se帽or alcalde,  las donaciones podr谩n brindar una efectiva ayuda a las gentes y aliviar as铆 el hambre que sufren.     Los oriundos de Bello, estemos donde estemos, debemos apoyar esta campa帽a de la Administraci贸n Municipal y de entidades tan nobles como Cotrafa para demostrar cari帽o con los nuestros.  Si usted amigo lector quiere efectuar su colaboraci贸n, consigne en las cuentas descritas y env铆e el comprobante a la p谩gina de la alcald铆a. Yo har茅 mi aporte en la pr贸xima semana, pues debo enviar a alguien a consignar porque estoy en cuarentena.

En otro plano, la actual situaci贸n de orden p煤blico no mejora y el gobierno nacional debe coordinar otros planes complementarios a la militarizaci贸n y el aumento del pie de fuerza de la polic铆a, para ayudarle al alcalde a restablecer la calma y el orden. Se requiere labor de inteligencia y de triangulaci贸n con jueces y fiscales y adem谩s, r铆gidas prescripciones para que no suelten los bandidos integrantes de estos 鈥淐ombos鈥 que, de ayer a hoy, han asesinado a otras cuatro personas.

Un alcalde nada puede hacer en contra de estos bandidos por falta de efectivas medidas de seguridad de los organismos nacionales, departamentales y metropolitanos. El mal tambi茅n camina  por la pol铆tica social para traer a Bello inversi贸n y empleo, pues est谩 demostrado que ej茅rcito y polic铆a no bastan para un inmenso n煤mero de j贸venes que no tienen futuro y en cada acci贸n violenta exponen sin temores la vida, sabedores como el poeta, que de todas formas la tienen perdida.