11 mayo, 2021

Primicias de la política, empresariales y de la farandula

Beligerancia activa de la mentira en la política

Por Darío Ruiz Gómez 

Desde mi adolescencia comencé a escuchar el nombre de Juan de la Cruz Varela un legendario líder campesino que en la región de Sumapaz defendía a  los campesinos pobres, propiciando las formaciones  de colectivos agrarios hasta que su carisma terminó  después de su ingreso al Partido Comunista quien ya anciano lo utilizó como un títere para sus fines propagandísticos. 

El intento de las FARC de llegar a apoderarse de Bogotá a través de Sumapaz para dar el esperado golpe de estado comunista, terminó cuando el ejército en 2000 a través de una serie de magistrales operaciones contra-guerrilla los derrotó y los hizo replegar hacia los Llanos. Sumapaz es el Distrito 20 de las divisiones territoriales de Bogotá reconocida como Alcaldía local desde 1986, algo desconocido hasta para los mismos bogotanos. Cuando Samuel Moreno Díaz llegó a la Alcaldía como sucesor de Lucho Garzón – y su vergonzoso desgobierno- lo hizo aupado por el Polo Democrático, con el apoyo de ANNCOL y “Voz Proletaria”. 

El día 18 de agosto de 2009 en Sumapaz una cuadrilla del Frente 53 de las FARC secuestró a un grupo de ediles de este distrito y como María Fanny Torres y Fernando Morales Pabón “opusieron resistencia” los fusilaron tal como días antes lo habían hecho con otro edil. En mi columna en el “El Mundo” de respuesta a esos crímenes les recordé a los eufóricos polistas, comunistas que hablaban de una “planificación socialista de los territorios, de un urbanismo de la igualdad”, que Sumapaz era parte de Bogotá-ciudad y una lejana periferia al margen de lo urbano, tal como lo atestiguaban esos crímenes. Y les solicité un inmediato pronunciamiento sobre el asesinato de los dos ediles liberales, pronunciamiento que no hicieron desde luego, solidaridad del Partido Liberal que no se dio ya que desde esa época ya andaba el Liberalismo en las estratosferas de la política reducida al electorerismo.  

¿Por qué no ha llamado la JEP a los guerrilleros de ese Frente 53 de las FARC a responder por estos crímenes? ¿Cuántas fosas comunes hay en estos territorios donde las FARC dejaron en su huida campamentos cocaleros, depósitos de armas, campos de concentración de secuestrados? A raíz de los tres cuerpos aparecidos recientemente en ese territorio habitado desde hace años por la paz y la tranquilidad, abierta su belleza geográfica a la visita de las gentes del país, la Alcaldesa Claudia López ha salido una vez más a hacer impertinentes declaraciones en la línea de anteriores declaraciones suyas donde llegó a condenar a la  policía por ejemplo por las revueltas violentas y programadas de grupos terroristas, grave  sindicación que ha pasado de agache ante la justicia y que ahora se repite cuando temeraria e irresponsablemente proclama que los nuevos  crímenes en Sumapaz tienen que ver con las Disidencias de las Farc y con el incumplimiento de los Acuerdos de Paz por parte del Gobierno del Presidente Duque. ¿Irresponsable locuacidad o nuevas estrategias de su populismo? ¿Sofismas de distracción? 

Pablo Iglesias en España acaba de dimitir como Vicepresidente del gobierno de Pablo Sánchez y lo ha hecho acosado por su grosería política: “hacer la revolución” pero desde la comodidad de un puesto burocrático, con cinco automóviles a su disposición, holgazaneando, viendo todo el día series de t.v. alabando públicamente a Maduro, a los ultranacionalistas de Bildu y a los independentistas  catalanes, saludando a los terroristas que incendiaban las calles de Barcelona – muchachos de la alta clase social-.  El único proyecto que aprobó en los Presupuestos generales  fue el presentado por su compañera sentimental Irene Montero para “una diversificación de nuevas prácticas sexuales”. Recuerden la visita express que Petro le hizo “para pedirle que le enviaran a los pobres de Colombia las vacunas que le sobraran a España”. Esta era, como sus visitas a Evo y a la Kirchner la, “internacionalización de su versión del bolivarianismo” que ya cuenta con sucursal en Medellín.  Ordinariez, cutrismo, falta de pensamiento, arribismo social, agresiones a la inteligencia propios de la llamada izquierda zombie.  

Hace unos meses más de 620 catedráticos, científicos, juristas, empresarios, arquitectos, ingenieros entre los cuales estaban los nombres de Fernando Savater, Adela Cortina, Gabriel Albiac, Félix de Azúa, Arcadi Espada, Andrés Trapiello, firmaron una petición pública para que no se prolongara esta infame injuria contra la inteligencia y Pablo Iglesias fuera destituido. 

 “Regreso para salvar a Madrid de la Derecha asesina” acaba de decir Iglesias mostrando que ya solo emite frases de cajón y da pataletas de ahogado. ¿Debe exigir la justicia una responsabilidad ante lo que públicamente se dice? Sería por lo tanto la tarea de recordar la relación directa entre lenguaje e ideología y la manera de detener la nueva chabacanería, el retraso mental que suponen la ordinariez y el mal gusto que, y esto es lo más notorio en el populismo, nada tienen que ver con el lenguaje del pueblo.