Alminar: ¡Pésima educación!

Por José León Jaramillo Jaramillo

¿POR QUÉ NOS FUE TAN MAL A LOS COLOMBIANOS EN LAS PRUEBAS DEL PROGRAMA PARA LA EVALUACIÓN INTERNACIONAL DE ESTUDIANTES (PISA)?   

¿CHINOS BRILLANTES Y COLOMBIANOS BRUTOS?

A los colombianos nos fue muy mal en las famosas pruebas Pisa (Programme for International Student Assessment ─ 2018), pues, entre los 79 países participantes, ocupamos los puestos 58 en lectura; 62 en ciencia y 69 en matemáticas. https://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-50643441

Las tres pruebas las ganaron los orientales sobrados. La China obtuvo el primer lugar en todas las asignaturas evaluadas, seguida por Singapur, Macao, Hong Kong, Taiwán, Finlandia, Corea y Japón.

Los chinos obtuvieron el primer lugar en lectura, en ciencias y en matemáticas o, con otras palabras, la mejor educación en el mundo la ostentan los chinos, ello no obstante que son comunistas, pero eso sí, comunistas inteligentes no como los colombianos, pues, en este platanal, no tenemos sino estalinistas subdesarrollados, destructores y violentos, personajes que nunca han hecho nada bueno por el país, que nunca han construido absolutamente nada, pues se caracterizan por destruir para poder oprimir al pueblo, a diferencia de los chinos que hoy en día son la primera potencia mundial.

¿Qué enseñanzas nos dejan esos resultados? ¿Qué es lo que un ministro de educación debería hacer si es consciente de que el sistema educativo chino funciona a la mil maravillas y el colombiano no? Adoptar el sistema educativo chino a la brevedad, ojalá con la cooperación de ese gran país, sistema educativo que básicamente se fundamenta en fomentar los VALORES de la obediencia y de la disciplina (pues sin obediencia y disciplina nada puede funcionar, pero eso no lo entienden ni Fecode, ni los militantes de Colombia Anárquica y menos aún los profesores que lanzan papa bombas y solo siembran el odio castrista entre sus discentes.) y en mejorarles a los estudiantes desde niños su comprensión de lectura familiarizándolos con “…el lenguaje y la gramática fundamental de cada disciplina” y, sobre todo, familiarizándolos con “un lenguaje que les permita leer y entender números” y, valga la redundancia, mejorándoles sus conocimientos en matemáticas y enfrentándolos a resolver toda suerte de problemas, con ellas. Este proceso exige igualmente la colaboración de los padres de los educandos, quienes deben estar atentos al desarrollo del proceso.

“Si crees que las matemáticas son difíciles no tendrás éxito”, le dijo Hai Yang, de diez (10) años.”, a Branwen Jeffreys, la enviada de la BBC a Singapur.

https://www.bbc.com/mundo/noticias-38224504

La clave de una buena educación son las matemáticas (matemáticas generales, cálculo, etc.), pues ellas son las que más le ayudan a un joven a aprender a pensar, además de que son la base de las carreras que demanda el mercado. El malo para matemáticas no es el alumno sino el docente y más si tiene la cocorota rellena de marxismo barato y retardatario.

Sin educación nuestras desigualdades se incrementarán cada día más y nuestros estudiantes no tendrán futuro distinto que ser los esclavos del tirano cubano. Solo la educación de calidad contribuirá a acabar con el hambre en el mundo.

La forma de aprender y de enseñar en el mundo cambió y eso no lo van a entender nunca ni Fecode ni el Ministerio de Educación.

Con otras palabras, amable lector, esta columna es para usted no para el Estado.

Si sus hijos o sus nietos no son Dylans y usted puede aún imponer la disciplina en su casa y desde sus primeros años les enseña a los párvulos a comprender sus lecturas y les consigue, en lo posible, un profesor PARTICULAR ─ así sea por media hora diaria ─ para que les incentive, desde sus primeros añitos, el amor por las matemáticas, la comprensión y la utilización de las mismas, al punto de que al terminar el bachillerato puedan aprobar, sin estudiarlas nuevamente, las asignaturas en matemáticas básicas de una ingeniería, lo cual no es imposible, les auguro a sus hijos el mejor futuro.

Esa receta no es mía me la dio hace 44 años mi gran amigo, el médico Oscar Burgos Franco, a quien espero que Dios lo tenga en su gloria.  A mí me funcionó a las mil maravillas y siempre estaré agradecido con él.

Coletilla 1º.- Excelentes las entrevistas de CM& al presidente Iván Duque M, estaban haciendo falta. Este último demostró que no es un ningún sub presidente, que le cabe el país en la cabeza, que ha oído a las comunidades y conoce sus problemas, que no grita, que no insulta, que no pierde los estribos y que no descalifica a nadie. Que las peticiones que le están haciendo son de muy vieja data, pero que, no obstante lo anterior, ha escuchado a las comunidades y ha empezado a solucionar los problemas, como los muy graves de salud. Que ha trabajado muy duro, que ha sido generoso y respetuoso con la pequeña minoría de colombianos, la que promueve los paros, para dañarles la Navidad a los comerciantes más pobres del país y a sus familias, para ponerlos a aguantar hambre y causarles el mayor número de perjuicios, ello para que culpen al gobierno de todos sus males y para sembrar en la población el odio castrista, todo ello por instrucciones de la Habana.

¿Qué puede esperase de aquellos cuya receta económica es destruir la industria y el comercio como lo hicieron en Cuba, Venezuela y Argentina? Note, amable lector, como desde ya nos están imponiendo, con la violencia que los caracteriza, el modelo que pretenden imponer en el país, “per saecula saeculorum”. ¡Miren sus peticiones!

El tristemente célebre y folclórico comité de paro, consciente de que sus paros van acompañados de guerrillas urbanas destructoras de los sistemas  de transporte, de los bienes públicos y privados y de las vías de hecho de los mismos marchantes; vías de hecho que les impiden a los no marchantes su derecho a la movilización y al trabajo, insisten en mantenerse marchando, no obstante que el gobierno los recibió como a reyes y accedió a concertar con ellos, pues su deseo no es el de solucionar problemas sino el de generarlos, el de no dejar gobernar, “el de agudizar la contradicción compañero” , FEJODER o el de “joder, joder y joder” ─ como lo diría el abogado y columnista Rubén Darío Barrientos─ siguiendo las instrucciones de la Habana, para tratar de derrocar así al gobierno y, por lo tanto, solo les interesa sembrar el odio entre los colombianos y, lo más grave, con un estilito extorsivo de hampones, pues ponen el gobierno contra la pared, dándole a entender que accede a todas sus peticiones o le sueltan los Dylans para que nos quemen el metro de Medellín o para que terminen de destruir las ciudades. ¡No hay con quien hablar!

Coletilla 2º.- Las guerrillas nunca le han aportado nada bueno al país, solo odio y violencia. Son el freno al desarrollo, freno que solo beneficia y aplauden las multinacionales.  Las guerrillas lo único que han hecho es asesinar colombianos indefensos, destruir el medio ambiente y todo lo que encuentran a su paso, extorsionar, narcotráficar y delinquir.  No tiene sentido alguno hablar con los psicópatas del ELN, pues nunca han honrado su palabra, de la que carecen y nada, salvo violencia y crimen, tiene para aportar; solo llegarían a conspirar. ¡No olvidamos el cobarde asesinato de los estudiantes de la Escuela de Policía General Santander, ni el de los policías destacados para defender la plaza de toros de la Capital! No es la hora de sentar 20 pisto locos y explosivistas más en el congreso, a hacer nada, a tragar, como dirían en Bogotá.

Coletilla 3º.- El paro si fue violento y extorsivo. Continúa la gran prensa engañando al país. La mayoría de los colombianos de bien no salieron a las calles, se quedaron en sus casas por temor al accionar de los violentos y no del centro demoniaco, como suelen calificarlo, sino temerosos del accionar violento de los decentes de Colombia Anárquica, los Dylans incluidos.

Los paros de Chile, Ecuador y Colombia, fueron promovidos por Cuba y Venezuela, para tratar de dar un golpe de mano y derrocar los gobiernos legítimamente elegidos e imponer la tiranía opresora de los Castros, quienes son los que están de tras de toda la violencia que sufre Latinoamérica, ello desde hace más de 60 años, pues su mundo no es un mundo de valientes sino de opresores y al que no piensa como ellos no lo quieren dejar vivir. ¿Al servicio de quienes están los Castros y por cuánto nos vendieron? ¿A qué naciones extranjeras les entregará el anti Bolívar y carcelero cubano nuestros recursos y la suerte de nuestros hijos? ¿Qué les ofrecieron a los traidores a la Patria, de todos ustedes ampliamente conocidos, para rendirles la república? ¡Hay que romper relaciones con Cuba ya!