30 noviembre, 2020

Primicias de la política, empresariales y de la farándula

Alcalde entre las verdes y las maduras con Duque y el Centro Democrático

@CeDemocrático @QuinteroCalle @IvanDuque 

Con el aporte de la Nación por $2,5 billones para el Metro de la 80, el presidente Duque y el alcalde de Medellín Daniel Quintero, se mostraban pletóricos de alegría, a punto de soltar lágrimas y hasta con pucheros incluidos. Así se le vio en el acto del pasado lunes 28 de septiembre en las instalaciones del Metro.  

La luna de miel continuó con la invitación a Palacio que le hizo el presidente Duque al alcalde, para firmar el acuerdo de cofinanciamiento, y además, le echó el piropo de que en 5 meses se hizo lo que se demora años.  

¿Qué habrá pensado el exalcalde Fico de esta afirmación del Presidente Duque, después de que ese era el proyecto insignia de su gobierno, y al no materializarlo finalmente optó por la compra de unos buses eléctricos que siguen guardados porque tienen problemas para su funcionamiento, a pesar de su elevado costo cercano a los 80.000 millones de pesos?  

Era tanta la emoción del alcalde Quintero en el acto protocolario, que hasta parecía militante duquista del Centro Democrático y con sus palabras lució como un estadista. Y es que no era para menos, el alcalde naufragando, en medio de serias amenazas de revocatoria, de la declaratoria de oposición de la bancada del partido del presidente en el Concejo de Medellín y de fuertes presiones opositoras de las Direcciones Departamental y Nacional del partido del presidente, que le tiren semejante salvavidas de $2,5 billones, es como para estar agradecido y portarse con altura. 

Lo cierto, es que para el presidente Duque, este espaldarazo al alcalde en ese preciso momento de crisis, implicaba desgaste y costo político dentro de su propio partido, y ni se diga con su jefe, el expresidente Uribe. Algunos comentaron, había maneras de que el Centro Democrático capitalizara la obra, pero todo el crédito fue para el alcalde y eso tiene a más de uno mordiéndose los labios. 

Pero todo fue flor de un día. Solo habían transcurrido unas horas, y antes de lo previsto, el alcalde, una vez a salvo, en tierra firme, muerde la mano de quién le entregaba semejante salvavidas. Resulta que el día jueves 1 de octubre se conoció la noticia de la muerte violenta del profesor e historiador Campo Elías Galindo, militante de Colombia Humana, quién había escrito el pasado 14 de septiembre un artículo titulado “EPM desata la política local en Medellín”, en el que hizo fuertes cuestionamientos al GEA, relacionados con su entramado poder e intereses en EPM, Hidroituango, Alcaldía de Medellín y Gobernación de Antioquia. 

El mencionado artículo del profesor Campo Elías, también se va con todo contra el uribismo, acusándolo de ser el aliado del GEA, de crear la veeduría “Todos por Medellín” en contra del alcalde Quintero, entre otros cuestionamientos. Este trino del alcalde Quintero, fue el que armó todo el despelote: 

“Esta fue la última columna de Campo Elías antes de ser torturado y asesinado. Leerla y compartirla.” 

Este trino se prestó a interpretaciones muy delicadas, como que, implícitamente se daba a entender que lo habían torturado y asesinado por el contenido de esa columna, con lo que quedaba un mensaje subliminal de una presunta relación entre el crimen y los cuestionados en la columna. 

Las reacciones no se hicieron esperar, del CD se vino una andanada en la que lo trataron de canalla, de irresponsable y tendencioso, y para acabar de ajustar, algunos líderes de la izquierda se vinieron con toda contra el uribismo y el GEA, con mensajes de grueso calibre. 

Alguien comentó: pobre presidente Duque, lo deben tener en candela su jefe Uribe y su partido. 

Un concejal le dijo a El Reverbero de Juan Paz: “El alcalde parece no haberse dado cuenta que la campaña terminó, es como si no tuviera rumbo, por hacerle daño al Centro Democrático se lleva por delante los intereses de EPM, del propio Metro de la 80 y de la ciudad, además de perder gobernabilidad, pues ante una orden perentoria de oposición al alcalde por parte de CD, se queda sin mayorías en el Concejo, porque recuerden que ya se salieron de la coalición 3 concejales, lo que implica que algunos de los 8 concejales del CD no podrán seguir actuando de comodín.  

Otros malpensados, afirman que “el desafortunado trino del Alcalde, relacionando de manera sutil al Centro Democrático y al Grupo Empresarial Antioqueño con el asesinato del profesor Campo Elías, fue más bien una cortina de humo, o una de sus tantas estrategias para victimizarse, luego de la publicación del video titulado “Daniel Quintero, El Tirano Alternativo” publicado por la Pulla, ese mismo día”.