10 mayo, 2021

Primicias de la política, empresariales y de la farandula

Al oído y en voz baja… Y del oxígeno, ¿qué?

@LuisFSuarezV @QuinteroCalle @anibalgaviria

  • La noticia sorpresiva del fin de semana es la escasez del oxígeno en la ciudad, aunque parece que se extiende a otras regiones del país.

  • Con respecto al alarmante agotamiento del oxígeno en las UCI, es inevitable la pregunta de si eso hubiera sido posible prevenirlo con suficiente anticipación por parte del Ministerio de Salud, de los mandatarios regionales y locales y de las mismas IPS.

  • Ahora hay que intentar construir o a comprar a marchas forzadas plantas con tanta incertidumbre o improvisar acciones de importación como se está diciendo.

  • A primera vista se puede pensar que con las cifras diarias de consumo, agravadas en los últimos meses, comparándolas con las existencias, y el flujo normal de aprovisionamiento, perfectamente hubieran podido haber previsto el problema y tomado en su momento las medidas necesarias.

  • ¿Los funcionarios públicos pecan por acción o por omisión?

  • El gobernador (en) de Antioquia, Luis Fernando Suárez (foto), dijo esta mañana que “avanzamos en la posibilidad de instalar tres plantas productoras de emergencia que ayuden a paliar el problema en los complejos hospitalarios con mayor número de UCI: El Hospital La María, la IPS Universitaria y el Hospital General de Medellín. Pero sin duda, se requiere de una solución estructural que pasa por decisiones del Gobierno Nacional y el compromiso de las empresas dedicadas a la importación y distribución del medicamento, que nos han dicho claramente, hoy tienen su capacidad logística al límite. Y es justamente ahora cuando la sociedad requiere un esfuerzo adicional para el abastecimiento del medicamento esencial”.

  • Y el alcalde de Medellín, Daniel Quintero (foto), hizo referencia al mismo problema, y dijo que la alcaldía de Medellín ya compró una planta que será manejada por el Hospital General y cuyo costo ascendió a $1.000 millones. 

  • Sin embargo, ni el gobernador ni el alcalde precisaron fechas aproximadas de cuándo se harán estos negocios.