4 marzo, 2021

Primicias de la política, empresariales y de la farandula

Al oído y en voz baja… Roy Barreras terminó en los brazos de Armando Benedetti y de Gustavo Petro

@RoyBarreras @petrogustavo

  • El senador Roy Barreras le respondió a la invitación que le hicieron en los últimos días los senadores Armando Benedetti y Gustavo Petro para que haga parte de esta coalición de izquierda que se anunció este jueves y con la cual buscan que se conformen listas para el senado y el candidato a la presidencia desde este sector.
  • "Voy a recorrer el país a partir de mañana mismo para invitar a dos millones de liberales, de personas como yo que tienen origen en el pensamiento liberal, y me refiero a concejales, diputados, representantes y senadores, excandidatos, ciudadanos, que no militan en ningún partido, pero creen en la libertad. Vamos a invitarlos a conformar esta gran lista al Senado, desde las ideas del centro liberal, en una gran alianza con la izquierda colombiana", aseguró.
  • La coalición de izquierda dio a conocer que impulsarán de cara a las elecciones del 2022 una gran lista con la que buscan tener 55 senadores y más de 80 representantes a la Cámara.
  • El senador hizo la invitación a diferentes sectores a participar de esa gran consulta presidencial a Petro, a Fajardo, a Humberto de la Calle, a Juan Fernando Cristo, a Juan Manuel Galán, a Ángela María Robledo y hasta a Alejandro Gaviria.
  • “No va a repetirse el 2018 porque después del desastre del gobierno Uribe-Duque todos los sectores alternativos estaremos unidos en una consulta o, a más tardar, en la segunda vuelta”, añadió.
  • Ahora, para el senador Roy Barreras (foto), los demás congresistas están presos en sus respectivos partidos, y de los vicios políticos.
  • Es decir, el hombre ya está libre y puro, que es lo más importante, según él.
  • No logró que los demás congresistas renunciaran, y fracasó ese llamado del “Liberalismo Social Demócrata” (LSD). Se pensaba que llevaría a que sus parlamentarios renunciaran a sus partidos e hicieran toldo aparte. Pero no, lo dejaron colgado del techo.
  • Por eso no le quedó más remedio que entregarse en los brazos de Armando Benedetti y Gustavo Petro. Ver para creer…