1 marzo, 2021

Al oído y en voz baja… ¿Qué le plantea al uribismo una candidatura de Martha Lucía Ramírez?

@IvanDuque @soyconservador @CeDemocratico @mluciaramirez

  • Ya El Reverbero de Juan Paz les había contado que el ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo era la carta fija del uribismo para ubicarse en la línea de partida hacia la presidencia.

  • Era el hombre más preparado de la dirigencia del Centro Democrático. Ninguno como él con una hoja de vida brillante. La quisiera cualquier congresista de los actuales.

  • Pero ahora surge otra inquietud muy importante. Como se ha comentado durante esa semana, el Partido Conservador ya sacó la cabeza y quiere tener candidato propio.

  • En esa baraja está la vicepresidente Martha Lucía Ramírez (foto), a quien la señalan como aspirante fija.

  • ¿Entonces cómo montarán la baraja en el Centro Democrático?

  • Pues algunos dicen que se le despejaría el camino al exministro y excandidato presidencial Oscar Iván Zuluaga (foto).

  • Personas cercanas al Centro Democrático sostienen que muchos sectores del uribismo apostarán todo por el todo para que Zuluaga sea su candidato.

  • Un analista del Centro Democrático le dijo a El Nuevo Siglo que Ramírez sería una competidora fuerte en la coalición de centro derecha que se quiere construir para enfrentar a Gustavo Petro y Sergio Fajardo.

  • En ese orden de ideas, si ella renuncia, de inmediato el uribismo tiene que pensar en un candidato propio lo suficientemente fuerte para ganarle a una dirigente que en 2014 puso dos millones de votos en la primera vuelta y en 2018 más de 1,5 millones de respaldos en la consulta popular interpartidista de marzo, en la que compitió con el entonces aspirante del Centro Democrático Iván Duque y el exprocurador Alejandro Ordóñez.

  • En ese orden de ideas, si no hay un candidato uribista de peso en la consulta de marzo de 2022, ese partido corre el riesgo de perder en las urnas y tener que trabajar para la eventual aspirante conservadora.

  • Si ese fuera el escenario, los partidarios de que Zuluaga sea el candidato consideran que las opciones de este para ser el candidato único aumentan de forma significativa, bajo la tesis de que el Centro Democrático no solo quiere seguir en el poder, sino hacerlo con uno de los suyos y no de otro partido, por más que haga parte de la coalición de centro derecha.

  • Ahora bien, si Ramírez decide no renunciar y opta por terminar su periodo como vicepresidente en agosto de 2022, la cuestión parecería más complicada para Zuluaga.

  • De un lado porque el partido se tomaría más tiempo para definir las reglas del juego para escoger candidato único y, de otro, porque se postularían un mayor número de nombres, que así no tengan la potencia electoral para vencer a una dirigente como Ramírez, pensarían que no estando ella solo les bastaría con tener el guiño del expresidente Uribe, como pasó con Duque en 2018.