29 junio, 2022

Primicias de la política, empresariales y de la farandula

Al oído y en voz baja… ¿Cómo fue el regaño de Rodolfo Hernández a Gustavo Petro?

Rodolfo Hernandez

@Ingrodolfohdez @petrogustavo

  • Asumir como reales hechos inexistentes es un acto de irresponsabilidad, le reprochó el candidato Rodolfo Hernández a su homólogo Gustavo Petro, quien dijo que el Gobierno pretende aplazar las elecciones…
  • En su cuenta de Twitter Hernández le hizo una serie de reproches, comenzando con esta frase: “El fuego no se apaga con gasolina”.
  • Esta fue la frase de Petro: “A todas las comisiones que han llegado de orden internacional (…) las invito a reunirse permanentemente y de urgencia. Estamos al borde de un zarpazo y el mundo debe ayudarnos a defender con tranquilidad la democracia y los derechos del pueblo, sin miedo, sin indecisión, sin temores, porque lo que están demostrando es que han llegado a su momento final”, expresó Petro.
  • “Esto no es para actuar con intranquilidad, es para actuar con mucha serenidad, lo que quieren es que estalle la violencia en Colombia para tener la excusa de perpetuar el actual gobierno por encima de la decisión popular. Lo que no debemos hacer nosotros es caer en violencias, caer en la trampa. Solo estar atentos, movilizados. Es la hora de la unidad para defender la democracia”, comentó.
  • Y finalizó así: “A todos los demócratas de Colombia los invito a coordinarse, a Fajardo, a Hernández. No sobre cómo nos volvemos quizás una sola candidatura, sino cómo defendemos la democracia del terror desatado del régimen de corrupción que intenta impedir las elecciones”, agregó.
  • Pero Hernández fue más directo con Petro en su trino: “Soy víctima de gavillas y no me presto para hacerlas”.
  • Y luego soltó esta otra frase: “votar por Petro es votar por Piedad Córdoba, es votar por Armando Benedetti, es votar por Roy Barreras”.
  • Y vean esta otra de Rodolfo Hernández: “Le van a dar un poder irrevocable para que vaya a la banca internacional y nacional para que siga sacando plata y nosotros tengamos que pagar a mediano y largo plazo. Nadie se da cuenta cuando le están hipotecando su futuro, sus ilusiones, sus sueños”.