“A mí me juzgaron sin escucharme”: Rico

El nombramiento del exgerente de Plaza Mayor, Gabriel Jaime Rico, en la comisión de empalme de EPM, levantó mucha polémica y rechazo en algunos sectores empresariales y políticos, los cuales fueron registrados en El Reverbero de Juan Paz. Polémica y rechazo que surgieron por los aún discutibles resultados en la gerencia de Rico en Plaza Mayor, entre enero de 2012 y octubre de 2014.

Las redes sociales se calentaron y multiplicaron a granel las informaciones de diversos medios, sobre Plaza Mayor en su momento. Y en este momento continuaban las reacciones.

Sobre este aspecto, Gabriel Jaime Rico le entregó a El Reverbero de Juan Paz el siguiente mensaje: “A mí me han juzgado todos estos años por culpa de la política, nadie me ha dado la oportunidad de hablar y como en la época de la inquisición, he sido quemado en la hoguera, pero no tengo ningún dolor contra nadie”.

“Cada uno de los rumores y acusaciones han sido desvirtuados por hechos contundentes: todas las investigaciones de los organismos de control encontraron que no hubo irregularidades, la totalidad de procesos fueron archivados favorablemente y no se hallaron méritos para sanción alguna.

“En estos 5 años aprendí que la experiencia nos enseña que todo en la vida pasa por alguna razón y por el contrario, siempre trabajé por dinamizar la cantidad de eventos internacionales y la generación de empleos directos e indirectos.

“Bajo el liderazgo del alcalde Aníbal Gaviria coordiné la estrategia de internacionalización de Medellín y siempre trabajamos para que ‘el mundo pasara por Medellín’ y fue así como se promovió el crecimiento de la derrama económica, para que llegaran eventos y conciertos como el de Madonna, Beyoncé y el Foro Urbano Mundial, entre muchos otros, los cuales pusieron en alto el nombre de la ciudad.

“Pasamos en esa época de 500 eventos a más de 2000 eventos de turismo MICE. El problema fue que me volví un competidor muy fuerte en su momento para la Alcaldía y lastimosamente por querer sacarme de la política definitivamente me quemaron en una hoguera sin darme la oportunidad de hablar.

“Mejor dicho: me juzgaron sin escucharme, desde muchas instancias directivas y empresariales de la ciudad”, puntualizó Rico