La casa de Mauricio Valencia


“En medios públicos se promociona la venta de una casa de ese joven secretario por un valor exorbitante…” Esta frase en una carta del empresario Francisco Martínez Restrepo, de Coparco, sobre el escándalo del contrato de 90 mil millones del Túnel del Oriente, que le valió la suspensión por ocho meses por parte de la Procuraduría al secretario de Infraestructura de Antioquia, revive otra polémica: La casa (foto) del funcionario Mauricio Valencia, sobre la cual se han tejido muchas especulaciones tanto alrededor de su adquisición, como de su valor.

La verdad es que esta historia nace de una finca que vendió Germán Jaramillo Olano, en la cual se asentó la urbanización Cedro Verde, donde es más caro el metro cuadrado en Medellín y tienen sus residencias importantes personajes de la ciudad, muy, pero muy adinerados. Allí compró Mauricio Valencia con su esposa Inés Mejía, de quien ya se separó hace un año.

Muchas familias se demoraron hasta cinco años para construir porque esos terrenos han presentado problemas de hundimiento. Y un abogado que conoce el asunto al dedillo, le dijo a El Reverbero de Juan Paz que inclusive algunos propietarios no le han recibido oficialmente a Jaramillo Olano por los problemas de los terrenos. También es cierto que a Mauricio Valencia le fue muy bien económicamente en el diseño de casas y que la familia de su ahora exesposa es de recursos económicos.

Pero es obvio que él como funcionario público, quien ha estado vinculado a los sectores de Obras Públicas, Planeación, e Infraestructura, debe explicarle a la opinión pública cómo adquirió esta propiedad y cómo construyó una casa “que es verdaderamente un espectáculo”. Quienes conocen el sector, dicen que la casa no vale 7 mil millones, pero sí la mitad. Que Mauricio Valencia haga claridad, y punto.

Foto tomada de http://www.fotosimagenes.org/

compartelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: