El Procurador pellizcó al Gobierno


Es muy claro que las posiciones críticas del procurador Alejandro Ordóñez Maldonado (foto) han venido ganando espacio en el Gobierno. Y en algunos conceptos se ha alineado con él, el jefe negociador en La Habana Humberto De la Calle, mientras sigue perdiendo credibilidad el Fiscal General de bolsillo de Carlos Gustavo Palacino, el rey de SaludCoop. Hace dos días el Procurador volvió a soltar su batería imbatible. Dijo que la cadena de atentados y crímenes de las Farc en contra de la población civil le han quitado credibilidad en la opinión pública a su deseo de paz.

Para Ordóñez “la mentira y el crimen explican la dureza de la sociedad contra las Farc” como ha quedado demostrado en las últimas encuestas. “¿Para qué firmar un papel que la realidad política o una decisión judicial con el paso del tiempo termine anulando la voluntad con la cual se suscribió?”, se preguntó Ordóñez. – “¿Qué van a aprobar los colombianos y cómo?” Dijo que “la paz no se puede hacer a cualquier precio, con impunidad total. Se deben reconocer la responsabilidad de las Farc en crímenes de lesa humanidad y crímenes de guerra”.

Y metió el dedo en la llaga en un tema que es muy sensible para los cabecillas asentados en La Habana. Dijo que el legislativo no puede elevar a la categoría de delito conexo al delito político todas las conductas ejecutadas en el conflicto. “Crímenes de guerra y actos de terrorismo de ningún modo pueden ser conexos con delito político”. Y agregó: – “Hay un hecho que ha pasado inadvertido en los medios de comunicación: La facultad del legislador para determinar los delitos conexos con el delito político, lo dice la Corte, comprende afectar la figura de la extradición, porque se trata de fijar reglas para efectos exclusivamente de participación política, no en el ámbito penal. Una persona responsable de un delito puede ser extraditada, aún si este se calificó de conexo con el delito político en desarrollo legislativo, lo dice la Corte Constitucional”.

Y el jefe negociador del Gobierno en los diálogos de paz con las Farc, Humberto de la Calle, aseguró que la guerrilla dejará las armas inmediatamente después de la firma de un eventual acuerdo para terminar el conflicto armado. Lean la frase de De la Calle: – “No habrá una paz armada. No es posible que se suscriba un acuerdo y las Farc guarden las armas en la expectativa de someter al Estado a una especie de examen sobre el cumplimiento de los acuerdos”. Que se paren de la mesa, si son capaces…

Foto tomada de http://www.fotosimagenes.org/

compartelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: