Una promesa encerrada en intereses


El presidente Santos (foto) prometió en su campaña reeleccionista unificar los períodos de alcaldes y gobernadores con el presidencial y prorrogar sus mandatos por dos años más. La prórroga de los mandatos regionales nunca les ha gustado a los congresistas porque ellos tienen sus intereses y compromisos regionales para los próximos períodos. El Gobierno inicialmente no incluyó este artículo en el proyecto de reforma al equilibrio de poderes. Pero luego de varios debates el ministro Juan Fernando Cristo lo hizo.

Es muy posible que este artículo se hunda. La lectura es política. Cualquier posibilidad es un sueño. Un congresista de la U le explicó a El Reverbero de Juan Paz que a los parlamentarios no les gusta porque tienen sus candidatos y tampoco a algunos alcaldes y gobernadores. Aunque a los amigos de alcaldes y gobernadores sí. O sea que tiene tanto de largo como de ancho. – “Pero el principal obstáculo es constitucional. ¿Saben por qué? Porque el pueblo fue convocado a votar por unos candidatos para cuatro años y no para seis. Eso se llama un engaño al constituyente que es el elector”, le dijo un experto a El Reverbero de Juan Paz.

Ahora, el hecho de que este artículo no les guste a congresistas y a mandatarios regionales es un buena salida para el Gobierno, porque ya tiene a quienes echarles la responsabilidad de una promesa que nunca tenía posibilidad de salir viva. Eso demostraría además que el si el Gobierno lo incluyó era a sabiendas de que tampoco saldría por inconstitucional.

Foto tomada de http://www.fotosimagenes.org/

compartelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: