8 años de deudas con Medellín


Por Alfredo Ramos Maya (foto)
A la hora de hacer balances de final de un periodo de gobierno, solamente quedan las ejecutorias representadas en cambios reales en la vida de los ciudadanos.  La desconexión absoluta del gobierno de Juan Manuel Santos con las regiones fue igualmente vivida en Medellín, inclusive con mayor volumen puesto que a las ciudades exitosas se les suele cobrar dicha virtud con la ausencia de recursos del nivel central.  La tarea de la descentralización debería ser una lucha democrática constante, aunque no será el tema de este escrito. 
Quedan entonces una multitud de deudas del gobierno más desprestigiado del que se tenga memoria con esta ciudad, y se deben identificar con precisión las mismas:

  • La más grave es la omisión de los recursos de la venta de Isagen que, después de la gran oposición nacional, de acuerdo con la Ley era obligatorio que un porcentaje se entregara a las entidades territoriales en las que existiera operación de la compañía.  En Medellín estaba la sede de la comercialización de energía de lsagen, y pese a la disposición legal, el gobierno Santos no entregó un solo centavo. Considero que aún están vigentes las acciones legales para recuperar alguna parte de los más de $600 mil millones repartidos.  (Lea la columna).  

compartelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: