Otra perla…


Para no dejar el tema, ahí va otra perla relacionada con las peticiones que los pobres empresarios colombianos le hicieron al presidente electo, Iván Duque, por intermedio del pomposo Consejo Gremial Nacional, organismo que aglutina  a todos aquellos poderosos que con sus empresas pagan impuestos, a veces.

Le pidieron bajar la tarifa de impuestos a las empresas, y para recuperar el menor recaudo que eso representaría, poner a pagar impuesto de renta a personas con ingresos a partir de un millón novecientos cincuenta mil pesos.

Es decir, en pocas palabras, la más moderna práctica “robinwoodesca”: quitarles a los pobres para darles a los ricos.

En su desmesurada ambición, los empresarios colombianos no dijeron ni mu sobre, por ejemplo, restituir las horas nocturnas y disponer de nuevo que el día termina a las seis de la tarde y no a las diez de la noche, como de la noche a la mañana lo dispuso el expresidente Uribe; tampoco hablaron de la mejor retribución de dominicales y festivos y mucho menos de la prima que fue escamoteada a los últimos en pensionarse.

Todo pa’ allá y nada pa’ acá, y lo peor, aparentemente ante un dadivoso receptor de sus mendicantes peticiones.

compartelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: