Tres testigos vinculan a la familia Uribe con paramilitares


Por Nicholas Casey

The New York Times.

SANTA ROSA DE OSOS, Colombia — Un testigo les dijo a los fiscales que vio los cuerpos de los hombres asesinados por fuerzas paramilitares flotando en un río de la hacienda.

Otro, un ayudante que trabajaba en la hacienda, describió cómo el jefe de un escuadrón de la muerte conocido como el Mono solía vagar por la propiedad libremente a caballo.

La tercera testigo, una empleada de limpieza, le contó a los investigadores sobre las muertes de sus dos sobrinos jóvenes: poco después de medianoche, dijo, fueron atrapados, atados y ejecutados.

“¿Quién le daba órdenes al Mono?”, preguntó un fiscal.

“Sería don Santiago”, respondió el ayudante de la hacienda.

Esos testimonios podrían haberse perdido entre los incontables episodios de crueldad sucedidos en el largo conflicto de Colombia, si no fuera por un detalle: “Santiago”, el dueño del rancho, es Santiago Uribe. Su hermano, Álvaro, presidente de Colombia durante dos periodos, se ha vuelto a convertir en el político más poderoso del país. (Lea el informe).

compartelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: