¿Oposición, a qué o a quién?


Por Jaime Jaramillo Panesso (foto)

“Por mi madre y por la pica, me voy a la oposición”. No ha iniciado Iván Duque su gobierno  y los recalcitrantes enemigos de la convivencia pacífica y democrática juran, por sus ancestros y sus dioses, que van a combatir hasta la última gota de su sangre a Iván Duque, a Marta Lucía Ramírez y a la coalición que ganó las elecciones. Por supuesto que serán opuestos a los diez millones de ciudadanos que votaron por Duque. Esta es una oposición que comienza por declararse contraria a las personas, no a las ideas ni a las propuestas legislativas del nuevo gobierno. Cuando se aplica la guerra de la enemistad a los conciudadanos por el solo hecho de no compartir sus ideas o creencias, están sembrando confrontaciones pasionales y artificiosas entre las personas que viven en un mismo municipio, barrio, edificio o localidad.

Por supuesto que en democracia no hay unanimismo, salvo en momentos muy especiales como el apoyo a la Selección de Futbol de Colombia. Lo que ocurre en estos días posteriores a la elección de Presidente de la nación, es el afán y la codicia electoral de los perdedores. Con sorpresa se encuentran un capital de ocho millones de votos. (Lea la columna).

compartelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: