El Contraplano: Pequeñas historias del alcalde que prohibió la ruana  


Por Orlando Cadavid Correa (foto) (ocadavidcorrea@gmail.com)

El finado ex parlamentario conservador Alcibíades Díaz Aristizábal nos quedó debiendo una crónica en la que se iba a ocupar, en su fluida prosa, de una singular tripleta caldense conformada por los extintos hermanos Ómar, Fernando y Gilberto González, de Filadelfia, a los que solía apodar “Los Trepangos”, por considerarlos unos expertos en el arte de adular, sobar chaquetas, repartir incienso y halagar sin medida a los poderosos, con claros intereses personales.

El fallido biógrafo de los cuñados del ex diputado Guillermo Ramírez Giraldo, “Araña Roja”, se asombraba ante los alcances del trío que trepaba sin escrúpulos en la escala social y política, con la misma facilidad de un cuclillo o un pájaro carpintero o de una planta que se encarama en lo más alto de un jardín. La Parca se los fue llevando uno por uno, hasta no quedar ninguno en la escena política.

Cabe hacer esta salvedad: Trepadores que hicieron historia en el buen sentido de la palabra fueron, en las memorables Vueltas a Colombia en bicicleta, narradas magistralmente por Carlos Arturo Rueda, los valientes ruteros encabezados por Ramón Hoyos Vallejo, al escalar a pedalazo limpio los empinados premios de montaña de primera categoría. (Lea la columna). 

compartelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: