Bien que mal


Por Carlos Alberto Ospina M. (foto)

El ingenio y la creatividad de los colombianos no tiene límite. La pregunta que ronda por estos días ¿Dónde irá a parar el merchandising y las camisetas de la Selección Colombia? ¡Tranquilos que no cunda el pánico! Aquellos que esperaron hasta que las prendas originales estuvieran baratas podrán adquirirlas, a mitad de precio, en las tiendas y los puntos de venta de las distintas marcas deportivas. De hecho, a medida que salen del Mundial las diferentes representaciones, las góndolas de las grandes superficies y los distribuidores oficiales, lucen anuncios de descuentos del 50% o pague 1 lleve 2. Del mal, el menos. Primero estuvieron rebajadas las camisas de Argentina, Alemania, España y Portugal, las cuales, a diferencia de la tricolor colombiana, ofrecerán el toque característico de la ropa casual para viernes y fines de semana sin importar la época del año ni el sexo. Del mismo modo, será un recurso válido cuando haya que salir a gatas.

El mercado negro y el lavado de activos gana por punta y punta. Buena parte de los artículos callejeros son traficados en calidad de depósito y los pagan de acuerdo con la rotación para evitar pérdidas debido a los decomisos u operativos de los funcionarios de Espacio Público y la eventual persecución de los sabuesos de la Dian que, van tras las importaciones ficticias, de las bandas organizadas y grupos de narcotraficantes. (Lea la columna).

compartelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: