El Jodario: Las ilusiones


Por Gustavo Alvarez Gardeazábal (foto)

Comienza el Campeonato Mundial de fútbol en Rusia y por casi un mes los colombianos, como seguramente muchos habitantes de otros países, estarán pendientes de los partidos que allá se desarrollen. En Colombia empero, y haciendo gala de nuestra idiosincrasia, hemos construido una catedral de ilusiones convencidos que como la fe dizque mueve montañas, James y Falcao conducirán hasta el final victorioso.

Yo no sé de fútbol y ni después de trabajar tantos años al aire con Hernán Peláez he aprendido, ni por ósmosis, a asimilar algo de lo que hacen 22 hombres en calzoncillos detrás de una pelota, pero si he jugado y estudiado mucho las probabilidades. Por supuesto, a la pasión que a cada rato me enfrentan por mis opiniones tan controvertidas, y que es igual a la que sienten por sus jugadores esta semana muchos compatriotas, le opongo siempre el razonamiento. Y si se lo aplicamos a lo que tenemos en el papel del campeonato, puedo hasta resultar un aguafiestas.

Es sencillo, Colombia puede salir o primera o segunda del grupo H con Polonia, Japón y Senegal. Si queda encabezando el grupo  le tocaría enfrentarse con el segundo del grupo G, que debe ser Bélgica. Y si queda de segunda le tocaría enfrentarse con Inglaterra, que debe ganar ese grupo. En ambos casos nos estaríamos los 90 minutos apretando los dientes y cruzando los dedos. Y si de pronto en ese segundo enfrentamiento  pasan a la segunda ronda, tocaría enfrentar de fijo o a Alemania o a Brasil.

Hasta allí, dice el papel, llegamos. Pero si pasamos a cuartos de final ganándole a Alemania, seguiría enfrentar a España o Argentina y  desde ahí, es mejor que nos coja vestidos el resto.

compartelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: