Votar impulsados por deseos propios


Por Claudia Posada (foto)

Insistimos en lo sugerido en otros momentos, en esta misma publicación digital y por otros medios. Definitivamente no pueden ser exclusivamente las redes sociales, con sus posiciones radicales, tal vez sin escrúpulos y, sobre todo muchas veces, con empeños subjetivos o mal sanos, las que finalmente influyan en nuestra decisión para tachar en el tarjetón el domingo próximo, en manos de quién o quiénes, dejamos la suerte del país.

En general algunos contenidos aplicados a la confrontación política, confunden mas que aportar. Muy distintas aquellas creaciones divertidas que refunden genialidades del entorno cultural, de fácil comprensión por su esencia popular y que además son concebidos con buenísimo sentido del humor. Ejemplo de estos son los que rodaron desde la misma noche del triunfo del Tolima, hacen gracias inclusive a los mismos hinchas del Nacional, y ni qué decir cómo se los han gozado los seguidores de su “poderoso” rival, el Medellín.

Para ayudar a tomar decisiones de tan inmensa trascendencia como lo es el voto ciudadano, las redes sociales, por su incalculable cubrimiento y la rápida trasmisión de contenidos, obviamente son muy importantes. Al constituirse en herramienta eficaz, su valor no tiene comparación si por ellas pasan comentarios serios, videos bien logrados, cero agresiones, editoriales y artículos bien argumentados; en este caso, para quienes nos sentimos comprometidos con el país, individual y colectivamente, las entendemos como parte de la responsabilidad para determinar el futuro colombiano. (Lea la columna).

compartelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: