Las nubes de dudas del Consejo Nacional Electoral


Fraude lo que se dice fraude, determinante del resultado electoral del pasado 27 de mayo, no hubo según lo confirmó el Consejo Nacional Electoral.

Sin embargo el mismo organismo reconoció que si se presentaron adulteraciones en algunos formularios, hasta el punto que le quitaron a Duque, finalmente, unos cuantos votos y se los pusieron al otro candidato Petro.

Hasta ahí, todo bien. Pero dejar las cosas tal cual, no parece lo más aconsejable. Esas adulteraciones aunque no determinantes, debieron tener un responsable, una persona que actuó de mala fe.

Sería deseable entonces, para sentar un precedente y no pasar de agache frente al delito, que se investigue en cuales mesas ocurrió la adulteración; quiénes estaban a cargo de ella; quién era el presidente de la misma, quiénes los jurados, en fin, que se establezcan responsabilidades. ¿O será que en concepto del Consejo Nacional Electoral las adulteraciones por ser tan insignificantes en el total general, dejan de ser un delito y pueden soslayarse y dejar pasar como si nada?

compartelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: