La repartición de los panes y de los peces en la Nacional…


A Jaime Franky, Dolly Montoya le dio la vicerrectoría de la Universidad Nacional de Bogotá, que tiene las dos terceras partes de estudiantes y profesores. Y así mismo tiene el 70% de los recursos de ejecución presupuestal. Franky marcó prudente distancia de Ignacio Mantilla y se acercó inteligentemente a le rectora, cuando se dio su sorpresivo nombramiento.

A Franky la rectora Dolly le mantuvo, además, a uno de sus alfiles en la Oficina Nacional de Prensa y Comunicaciones, Unimedios, uno de los cargos más importantes para lograr visibilidad nacional.

Franky liderará un agresivo plan de infraestructura, con los recursos que dejó garantizados Mantilla, a través de una Ley de honores en el Congreso de la República, para los próximos diez años.

A John William Branch (foto), la rectora no lo pudo nombrar en uno de los dos cargos que este le había pedido: la vicerrectoría de la sede de Medellín o en su defecto la Dirección Nacional de la Oficina de Tecnologías. Cuando ya se había filtrado el nombramiento de Branch en la Dirección Nacional de Tecnologías éste se cayó en el momento en que comenzó a rodar en redes sociales un audio de Blu Radio en el que se da cuenta una investigación en la que Branch está inmerso.

El profesor Branch marcó distancia con el rector Ignacio Mantilla aun siendo su vicerrector, jugando a la ruleta rusa, decisión que causó mucha polémica. Mantilla evidenció en diferentes espacios su inconformidad por esta actitud.

Branch se alió con Dolly Montoya, su paisana de la ciudad de Pereira, durante la reciente campaña a la rectoría. Los dos siempre mantuvieron una comunicación directa durante las conocidas escaramuzas que se presentaron previa la elección de Dolly.

El profesor de la U de A, conocedor de los tejes y manejes de la política universitaria, afirmó que la profesora Dolly se abstuvo de nombrar al Branch como vicerrector de la sede de Medellín, o como director nacional de la Dirección de Tecnologías, porque está inmerso en una investigación por temas de contratación precisamente en el área de la tecnología. El proceso ya está en manos de la Procuraduría General de la Nación.

compartelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: