Fajardo dejó tirados a sus seguidores…


Mientras Roma ardía, Nerón ejecutaba el arpa, muy mal por cierto y bastante desafinado. Otros, aunque en condiciones no tan extremas, se dedican más bien a otear el horizonte en busca de ballenas.

Es el caso del ex gobernador Sergio Fajardo (foto), receptor accidental de los votos depositados contra Petro y Duque el pasado 27 de mayo, y de los cuales piensa equivocadamente que son suyos.

Un líder lo que nunca puede hacer es dejar expósitos a sus seguidores, sean reales o ficticios, y mucho menos abstenerse de tomar y defender posiciones que justifiquen ese supuesto liderazgo.

Eso de ir a buscar ballenas y creerse más allá del bien y del mal, un ser extra terrenal ajeno a los vaivenes y avatares de la política en momento tan crucial como el que vive el país, en nada le ayuda a la promesa que va a incumplir de no volver a ser candidato.

Hay que recordarle a él, tan amigo de lo blanco, que las ballenas de ese color no están por el Pacífico nuestro sino un poquitico más arriba, en el Ártico.

Y habrá que pedirle al Altísimo que no permita la engullida de Fajardo por uno de estos cetáceos a la manera de un moderno Jonás, con el peligro de que ni siquiera lo devuelva para las elecciones próximas. (El Aquelarre EJE XXI).

compartelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: