Comité Nacional pro-voto nulo


Por Jaime Jaramillo Panesso (foto)

Los ángeles y serafines que proclaman el voto en blanco, en blanco como una nube y como el voto programático de Sergio “El matemático”, representará una forma de pensamiento filosófico en las próximas elecciones presidenciales que pondrá a politólogos, comentaristas,  periodistas y analistas a escudriñar lo cuantitativo, simbólico y jurídico de esa votación albina. Es decir, estimulará la dilettancia doctoral de algunos y la   curiosidad sociológica de otros.

No se han dado cuenta que ya se creó un Comité  Nacional Pro-Voto Nulo, que hace años apareció en las urnas y que nadie le paró bolas, pero viene gestándose con bajo perfil y sin hacer ruido. Próximamente pedirá su personería jurídica a las autoridades pertinentes. Su sigla Provotonulo, tendrá también derecho a un espacio en la televisión estatal y pautar en la radio, prensa escrita y televisión privada, con las mismas reglas  de igualdad que las del  voto albino y las corrientes en la lid como la campaña democrática de Iván Duque y la campaña petrolífica de Gustavo “El Cienaguero”. (Lea la columna).

compartelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: