¿A qué estamos retados los colombianos en la segunda vuelta?


Por Darío Acevedo Carmona (foto)

6 de junio de 2018

Cual pájaro agorero, el presidente Juan Manuel Santos envió una mala señal al país de cara a la segunda vuelta por la presidencia. Como si fuera un analista de tendencias y no el primer mandatario de los colombianos, convirtió en victoria su derrota del pasado 17 de mayo.

¿Cómo lo hizo? Burdamente y sin inmutarse, sumó los votos de Gustavo Petro, Sergio Fajardo, Germán Vargas Lleras y hasta los de Humberto de la Calle, que según él son los candidatos de la paz y juntos representan casi el 60% de la votación. Con total descaro pretendió disponer de la voluntad de millones de electores que, ante la eliminación de sus candidatos, estarán retados a votar por Duque o Petro, o en blanco, o abstenerse. Usurpa el liderazgo de esos aspirantes y de los movimientos que los apoyaban al ungirse ganador.

Si se quedara quieto en esa maniobra, veríamos esa acción como una más dentro de su amplio repertorio de picardías. Sin embargo, conociendo de todo lo que es capaz para impedir la derrota de su “logro” más preciado, se justifica estar advertidos de una probable nueva trampa como las que usó en ocasiones pasadas, aunque esta vez le resultará más difícil.

En la entrevista con la periodista Cayetana Álvarez del diario español El Mundo, soltó su lengua señalándole límites al próximo presidente: “Fuere quien fuere, tendrá [ni siquiera en condicional] que respetar” el acuerdo firmado entre él y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que nadie podrá cambiarlo o hacerle reformas durante los siguientes 12 años. (Lea la columna).

compartelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: