El Jodario: El oro y la Dian


Por Gustavo Alvarez Gardeazábal (foto)

¿Se habrán dado cuenta la DIAN y la Contraloría de cómo le han estado metiendo goles en la compraventa de oro desde hace mucho rato y  que debido a que en el Ministerio de Minas y en la Agencia Nacional Minera están buscando el ahogado rio arriba (prohibiéndoles a los barequeros producir más de 40 gramos de oro al mes) han dejado la puerta abierta para que tanto los compradores verdaderos como los vendedores temporales no paguen los impuestos debidos?

Utilizando el llamado “régimen común” 15 o 20 proveedores presentados como personas naturales y a su vez proveedores de los 2 o 3 grandes compradores nacionales de oro, facturan miles de millones de pesos hasta el mes cuando la persona natural presente su declaración de renta del año siguiente ganándose dos años sin control absoluto. Estas personas naturales reciben del gran comprador de oro los ruts de mil o más supuestos barequeros para que les sirvan de soporte y, por alguna vía, consiguen que desde las oficinas estatales les confirmen que los cupos de los barequeros no hayan sido utilizados. En ese momento se convierten en proveedores del gran comprador pero no lo hacen sino por un máximo de dos años, hasta cuando les revisan la declaración de renta y entonces se desaparecen declarándose insolventes.

Para cumplir con el artículo 771-5 del estatuto tributario  el gran comprador les paga a estos proveedores con tres o 4 cheques de no más de 300 millones de pesos  pagados al primer beneficiario semanalmente y cobrados en efectivo en un banco hablado de antemano y como finalmente no declaran ante la DIAN al final del año fiscal sino una parte de todo lo recibido, el rastro de la plata se esfuma pues una vez la DIAN empieza la investigación le ceden el listado de ruts de los barequeros a otra persona natural y vuelven con el mismo esquema y así, cada dos años, existe una renovación completa de proveedores y el carrusel no para.

@eljodario

compartelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: