Cartagena, la democracia burlada y caricaturizada 


Por Libardo Muñoz (foto)
Dos actos públicos, realizados con pocas horas de diferencia uno del otro, en Cartagena, jamás habían mostrado con tanta precisión, la degradación a la que puede ser llevada una ciudad,  por la acción de la inmoralidad y la falta de ética de quienes dicen defenderla.
El primero de esos actos fue la sesión de clausura del Concejo Distrital de Cartagena, con apenas 7 de sus miembros, reunidos para escuchar al saliente alcalde encargado, Sergio Londoño.
Los 9 concejales restantes, tienen medida de aseguramiento, con el beneficio de detención domiciliaria, mientras se les investiga por cohecho, asociación para delinquir y delitos conexos, en el acto de elección de la Contralora Distrital, Nubia Fontalvo, también detenida.
El alcalde Londoño ocupaba ese cargo debido a que el titular Manuel Vicente Duque, acusado del presunto delito de cohecho, para la elección de la Contralora, se encuentra detenido desde septiembre del año pasado en la cárcel para funcionarios públicos de Sabanalarga, Atlántico, en espera de la acción de la justicia y desde donde renunció bajo enorme presión ciudadana. (Lea la columna).

compartelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: