Ramos no apoyó a Oscar Darío Pérez, pero se le quemaron sus candidatas a Senado y Cámara


Dicen que los médicos también se mueren… Eso le pasó al exgobernador de Antioquia, Luis Alfredo Ramos (foto),quien se ha caracterizado por su agudo olfato político y su perspicacia para leer los hechos políticos.

El hombre se ha dedicado en las últimas semanas a trabajar codo a codo con el candidato del Centro Democrático, Iván Duque.

Pero en la campaña para Senado y Cámara tomó una decisión sorpresiva. Le dijo al representante, y amigo de luchas políticas de toda la vida, Oscar Darío Pérez, que no le trabajaría para la Cámara de Representantes, que lo haría por Magnolia Balvarena Giraldo, y para Senado por Regina Zuluaga.

El resultado del domingo no pudo ser más adverso a los pronósticos de Ramos y a las pretensiones de sus respaldadas: Regina Zuluaga no llegó ni a los 16 mil votos para Senado y Magnolia Balvarena alcanzó 16.853 votos para Cámara. O sea que sacó más votos la candidata de la Cámara baja.

Y Oscar Darío logró la votación más alta para la Cámara de Representantes con un poco más de 84 mil votos.

compartelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: