Tono continuo: El principio 10 y la democracia ambiental


Por Carlos Mauricio Jaramillo Galvis (foto)

El Principio 10 de la Declaración de Río sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo tiene objetivos bien fundamentados: busca tratar las cuestiones ambientales con la participación de todos los ciudadanos, una vez que estos cuenten con acceso a la información ambiental  fidedigna  y así lograr el acceso a la justicia en asuntos ambientales.  El Principio como tal, busca profundizar las democracias a través de la confianza que se genera producto de las  decisiones que adopten  los gobiernos y, a su vez, prevenir los conflictos que se derivan de los hechos socio-ambientales.

En materia ambiental se han logrado avances significativos América Latina y el Caribe y se denota en la constitución de 20 paises en la cual se reconoce el derecho de los ciudadanos a vivir en un medio ambiente sano; en 20 naciones se han adoptado leyes que permiten el acceso a la información pública y, en otros tantos, los ciudadanos o colectivos de estos pueden ejercer acciones legales en defensa del medio ambiente. También en 25 países de la región se han incorporado disposiciones para promover la participación pública en la conformación de leyes medioambientales y en 18 paises se cuenta con entidades especializadas, judiciales o de otro carácter con énfasis en el medio ambiente. (Lea la columna).

compartelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: