El largo y probable camino del olvido


Por Jaime Jaramillo Panesso (foto)

Les extraña a las bondadosas almas tominonas, que los ciudadanos de Armenia y Pereira (por ahora) hayan salido al paso de la santa caminata de Timochenko para rechazar su presencia con insultos y con la rabia en los gestos y en las palabras. No hablemos de lo justificable o no de los hechos, sino de lo explicable, para una mente racional y realista.

La candidatura  de Rodrigo Londoño no es de Rodrigo Londoño, nombre que nada le dice a la opinión pública colombiana. En cambio las Farc y su candidato Timochenko les dicen mucho, pero mucho, al pueblo en general y en especial a las víctimas que somos millones, directa o indirectamente. ¿Quién de esta república se sentiría orgulloso e interpretado por un sujeto llamado Timochenko, en la Presidencia de nuestra nación? Esta candidatura, de por sí, es una afrenta, un insulto grave a la ciudadanía. Como para comenzar. (Lea la columna).

compartelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: